Por Enrique Hernández

El rostro de Roberto Souviron, CEO y fundador de Despegar.com, está alejado de los flashes y cámaras, así como del glamour atraído por los emprendedores argentinos, a pesar de que planea llevar una oferta pública a Wall Street en 2017.

Su cercanía a la comunidad tecnológica y nerd de Argentina lo llevó a crear una startup que en 2015 facturó más de 4,000 millones de dólares y es la cuarta empresa tecnológica en América Latina de mayor valor de mercado. El emprendedor ríe y queda sorprendido ante el cuestionamiento:

—¿La D de tu playera negra es por Diego Maradona, por Dios o por Despegar?, —cuestiona Forbes México.

PUBLICIDAD

—No. Es la D de Despegar.

El empresario argentino se muestra serio, atento, no está rodeado de escoltas ni de vehículos blindados, no trae traje ni corbata de colección, ni tampoco calza zapato negro y boleado. Lo único que viste y presume es su playera con un D resaltada con tonos blancos de su compañía nacida durante el boom de las punto com en Sudamérica.

Al gerenciador de la agencia de viajes virtual le queda claro que quiere duplicar las ventas de la compañía, que fundó junto con sus compañeros cuando estudió un MBA en la Universidad de Duke, en Estados Unidos. Ahora aspira con llegar a la Bolsa de Nueva York, donde están los jugadores tecnológicos más importantes del planeta.

“Una oferta pública es un proceso que lleva tiempo; como la empresa es rentable y no tiene ninguna urgencia queremos hacerlo bien, por lo cual nos estamos preparando para estar seguros de que el día que lo hagamos sea lo mejor posible y no genere problemas”, expresa Souviron.

El arribo de la firma al mercado de valores de EU, en caso de lograrse, se suma a otras compañías argentinas como MercadoLibre y Globant, quienes acudieron por financiamiento para capitalizar sus negocios y proyectos.

Los socios de la compañía de Argentina están interesados en colocar 10% de las acciones, que están en manos de Tiger Global Management, quien posee títulos en Navent y Mercado Libre; de Sequoia Capital, quien tiene capital en Google, Apple y General Atlantic; así como desde abril de 2015 de Expedia, quien inyectó 270 millones de dólares en la firma latinoamericana. El resto de los inversionistas son Souviron, Christian Vilate y Martín Rastellino, quienes crearon una start-up inspirada en Travelocity y Expedia.

“Las ideas valen por su valor y no por quién las dice, por lo que tratamos  de que no haya barreras y todas las ideas sean bienvenidas”, expresa el inversionista argentino, quien creció a la par de otros emprendedores latinoamericanos identificados por la banca y reconocidos por organismo multinacionales.

Los rostros reconocidos por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) como los emprendedores más emblemáticos o modelos de rol de América Latina son argentinos.

Para el CAF, los que más destacan son Andy Freire, fundador de Officenet, del sitio de reservas online Restorando, del Amazon argentino Avenida.com, Axialent y ministro de Modernización, Innovación y Tecnología de Buenos Aires; Wenceslao Casares, creador del proveedor de monedas virtuales Xapo, de la billetera online Lemon.com y del banco online Patagon.com; Martín Varsavsky, fundador de la inmobiliaria Urban Capital Corporation, la biotecnológica Medicorp Sciences, la operadora de fibra óptica Viatel, así como de Jazztel, EINSTEINet y Ya.com; y Marcos Galperín, CEO y fundador de MercadoLibre.

“Entre los emprendimientos destacados se encuentran casos como MercadoLibre de Galperin, la start-up latina de internet más emblemática por su alto crecimiento, valoración, salida a bolsa y perdurabilidad”, revela el estudio Emprendimientos dinámicos en América Latina del CAF.

Techcrunch identifica una rivalidad entre Brasil y Argentina por tener la mejor empresa con un negocio vinculado al internet y a la tecnología. Se abrió una disputa semejante a un partido de futbol.

MercadoLibre está valuada en 6,350 millones de dólares y cotiza en el Nasdaq; por sí sola, la compañía de Galperin vale lo mismo que otras 11 compañías con negocios online como Zumba, Easy Taxi, Netshoes, entre otras firmas. La brasileña B2W Digital fue valorada en 2,317 millones de dólares, por su parte el fabricante de software carioca TOTVS está valuada en 2,112 millones de dólares. En cuarto puesto, se ubica Despegar, con una valorización de 1,300 millones de dólares.

Despegar crece conforme pasa el tiempo y se aleja de sus inicios en 1999, cuando Roby pensó que en América Latina le hacía falta vender viajes turísticos a través del website. Ahora mantiene su misma visión de que Latinoamérica tendrá las mayores tasas de crecimiento de penetración de internet del mundo y de ventas.

Cuando corría septiembre de ese año, el CEO conformó un equipo directivo junto a Ernesto Cadeiras, Martín Rastellino, Federico Fuchs y Chirstian Vilate, y es en diciembre cuado lanzaron Despegar.com en Argentina. Rápidamente el negocio comenzó a tomar forma, tal es así que a los pocos meses comenzó la expansión hacia la región latinoamericana y después a Estados Unidos.

El financiamiento del emprendimiento, en principio, fue dado por inversionistas independientes, más tarde por inversores institucionales de los que fueron recibiendo capitales para su desarrollo y sumaron nuevos socios que quisieron formar parte del proyecto.

Uno de los momentos más complicados de la firma fue en 2002, cuando se produjo una caída en las inversiones en internet, lo que obligó una reestructuración y reducción de gastos para alcanzar rentabilidad.

Para 2003, la empresa ya había crecido lo suficiente para que absorber a su principal competidor en México, Viajo.com y a partir de esta fusión Despegar se convirtió en la agencia online más importante en Latinoamérica.

En 2004, la compañía equilibró sus cuentas con una nueva ronda de financiamiento y así pagó las deudas del déficit que acarreó durante el periodo 2002-2003.

“La tendencia mundial es que cada vez más gente comprará online. Hoy 20% de la población en América Latina compra viajes, cuando en Estados Unidos es casi 50% de la población”, pronostica Roberto Souviron.

“Cuando menos entre 5 y 10 años como mucho, las ventas online de viajes se tendrán que duplicar”, anticipa el emprendedor.

El fundador de la firma recuerda: “Hoy Despegar es ya la mayor agencia de viajes de Latinoamérica, es la número en casi todos los países y la quinta del mundo”.

La tarea de la agencia de viajes virtual es convencer y vender en Venezuela, Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, México, Estados Unidos, Colombia, Perú, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana.

“La mejor forma por ahora sigue siendo la publicidad en la televisión abierta para llegar con esos mensajes. Después de que logramos y tenemos a la persona que visita el portal,  que es el primer objetivo, empezamos a realizar cada vez más cosas de personalización para que hagan su pedido de viaje”, dice Roby.

La empresa determina que la mayoría de sus clientes son jóvenes pendientes de los adelantos tecnológicos con experiencias previas en la compra por medio de la web, uso de redes sociales, además valoran la flexibilidad para armar su propio viaje.

Aproximadamente 85% de esos jóvenes poseen tarjeta de crédito para realizar el pago, buscan obtener el mejor valor para su dinero y desean planificar y realizar su viaje en forma independiente.

Mediante la página web se puede reservar viajes en tiempo real entre más de 500 aerolíneas, 80,000 hoteles y 50 agencias de alquiler de vehículos y miles de paquetes turísticos en todo el mundo. Además de los servicios prestados a través de Internet, los clientes también pueden utilizar el centro de llamadas de la compañía telefónica, que recibe anualmente más de 3.5 millones de llamadas. Por año se realizan más de 20 millones de visitas en toda la red internacional.

Por si sola Despegar.com paso de ser una star-up de amigos al gigante latinoamericano de los viajes que aspira a dejar huella en el mercado bursátil como MercadoLibre que cotiza en el Nasdaq, Globant que es ofrecida en el Nyse, B2W Digital y TOTVS que operan sus acciones en el Bovespa.

—¿Es difícil pilotar una empresa del tamaño de Despegar.com?

—Sí. Despegar es una empresa con un equipo de 3,500 empleados y está presente en 20 países. Desde el día en que empezamos tiene sus diferencias: Por un lado, la parte buena que es un equipo mucho más grande que se encarga de los temas del día a día. Si querés el mayor desafío no es solamente llevar el día a día a la empresa, sino trabajar con los inversores para que entiendan a hacia ¿Dónde queremos llegar? ¿Cuáles son las metas? ¿Qué tipo de servicios queremos darle a nuestros clientes? Para que compren esa vocación de servicio que tenemos nosotros y vean que el buen servicio a la larga se refleja en un buen negocio. Siempre se busca alinear a nuestros accionistas con ese objetivo.

—¿Para cuando aterriza Despegar en  Wall Street?

—Nosotros creemos que es una parte natural de la empresa hacerla pública para que los inversionistas tengan un retorno sobre sus inversiones. Hay otras opciones como vendersela a otra empresa estratégica, entre nuestros inversores está Expedia, una de las empresas de viaje más grande del mundo. No descartamos ninguna de las alternativas posibles y sí estamos trabajando internamente para hacer un OPI en el año 2017, más o menos.

—¿Veo que no traes custodios, ni usas un traje y corbata?

—Jajajaja….

—¿Es parte de tu personalidad y de tu perfil bajo como empresario?

—Sí es parte de la personalidad y también de la industria. Acá todos los días estamos con desarrolladores, analistas y matemáticos para ver cosas del negocio. Las cosas valen no por quién las dice, sino por la idea si es buena o no; eso es lo que trata siempre el equipo gerencial.

—Hay muchas empresas puntocom con éxito como Despegar, MercadoLibre, Globant, Navent, Almundo, entre otras ¿Pero por qué hay un repudio u odio en contra de ese éxito y esas empresas? ¿Por qué hay rechazo en contra del empresario en Argentina?

—Lamentablemente en Argentina se le dice empresario a cosas muy distintas. Se trata de personas que nacen de la noche a la mañana (con una fortuna) y otras personas que generaron una empresa que da un buen servicio y valor a los usuarios. La connotación negativa del empresario está en personas que muchas veces hacen negocios con el estado o a costa de otros que se han enriquecido ilegalmente, eso es lo que desprestigia al empresario. La sociedad reconoce mucho el valor de la gente que con esfuerzo, trabajo, capacidad y suerte ha logrado progresar. A esas personas la sociedad las reconoce, valora e incentiva; no dejó de recibir más que buenos deseos e incentivos. Lo que está desprestigiado es la gente que a costa de otros se ha enriquecido.

—¿Por qué a todos los quieren medir con la misma vara o los quieren meter a la misma canasta?

—El problema es que hay mal llamados empresarios que tienen una connotación negativa, justificadamente, y después la gente común no sabe quiénes están detrás del otro lado y de las empresas. No sabemos cómo logró lo que tiene y me parece que por eso a veces ve alguien en un auto lindo con vidrios polarizados; y se pregunta quién está en ese automóvil, y hizo mal su dinero o lo hizo con mucho talento. No sabes, pero tiende a sospechar que hizo mal su dinero. Es un poco el no saber y es el prejuicio.

—¿Con el valor de capital de Despegar.com cuántos viajes puedes adquirir en un año?

—Jajajaa… Nunca hice la cuenta ni tengo idea.

—¿Cuánto han invertido en los últimos cinco años?

—Despegar ha invertido en la marca cientos de millones de dólares en la marca, en el equipo y en la tecnología para dar un buen servicio. La empresa es muy valiosa por toda la inversión que ha depositado.

 

Siguientes artículos

Fiscalía allana oficinas de Mossack Fonseca tras Panama Papers
Por

La fiscalía también realizó el registro de las filiales del despacho y en el centro de datos que otorga soporte informát...