El Senado brasileño decidió destituir a Dilma Roussef como presidenta de la principal economía latinoamericana, con lo que también se pone fin a 13 años de dominio del Partido de los Trabajadores.

Con la votación a favor del “impeachment”, el hoy presidente interino Michel Temer asumirá oficialmente la presidencia de Brasil durante el resto del actual mandato, hasta el 2018.

La agencia AP recuerda que con esto se pone fin a un año de enfrentamientos políticos que paralizó a la economía más poderosa de América Latina y que puso al descubierto profundas diferencias de la población de ese país en todos los ámbitos.

PUBLICIDAD

Rousseff fue destituida de la presidencia de Brasil, dice Notimex, por votación del Senado, en un proceso de juicio político en el que 61 de los 81 senadores votaron a favor de que la jefa de Estado –reelecta en 2014- pierda su mandato.

Fue la primera mujer presidenta de Brasil, fue guerrillera, estuvo en la cárcel y fue torturada por el gobierno. Hoy, sale mal de una pelea que no concluye con su destitución.

AP recuerda que el año pasado fue acusada de utilizar medios ilegales para ocultar agujeros en el presupuesto federal, y argumentan que ello exacerbó la recesión, la inflación y los despidos.

Cabe recordar que el pasado 12 de mayo, la misma cámara legislativa aprobó por mayoría la destitución temporal de Rousseff, quien fue sustituida por el entonces vicepresidente Michel Temer, del opositor Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

Rousseff niega los cargos y asegura que todo se trata de una conspiración de la derecha, encabezada por el hoy sustituto, para frenar las investigaciones de corrupción de la Operación Lava Jato.

 

 

 

Siguientes artículos

hillary-clinton
Un viaje no compensa un año de insultos: Hillary Clinton
Por

Las declaraciones de ex primera dama estadounidense se dan tras la llegada de Donald Trump a México, quien se entrevista...