En sesión histórica, el Parlamento de Corea del Sur aprobó hoy la destitución y la moción de enjuiciamiento político contra la presidenta Park Geun-hye por un grave caso de corrupción y tráfico de influencias que involucra a su íntima amiga Choi Soon-sil -apodada la “Rasputina”-.

Con 234 votos a favor y 56 en contra, los diputados de la Asamblea Nacional dieron luz verde al “impeachment” de Park, por lo que sus poderes han sido suspendidos hasta que el Tribunal Constitucional anuncie su decisión en una deliberación que puede tardar hasta 180 días.

El control del gobierno queda provisionalmente en manos del primer ministro, Hwang Kyo-ahn.

El enjuiciamiento político fue propuesto por los tres partidos de la oposición del país, afirmando que Park, quien cumple un mandato de cinco años que debía concluir en febrero del 2018, quebrantó la Constitución y otras regulaciones respecto al escándalo de tráfico de influencias de su amiga Choi.

Te interesa leer:

TLC con Corea del Sur y aranceles son prioridades: El Salvador

De acuerdo con el caso, la mandataria conservadora, de 64 años, se coludió con su amiga y un ex asistente, quienes ya han sido acusados por los fiscales, para presionar a las grandes empresas para que ofrecieran donaciones a dos fundaciones creadas para respaldar las iniciativas políticas de Park.

Choi es sospechosa de ejercer influencia en los asuntos de Estado y disfrutar de beneficios ilegales.

Hasta ahora, el mandato de Park se ha caracterizado por una política de línea dura contra el régimen de Kim Jong-un, por lo que su destitución podría dar lugar a cambios en las siempre complicadas relaciones con Pyongyang.

 

 

 

Siguientes artículos

Ejército debe permanecer en las calles de estados como Veracruz: IP
Por

Juan Pablo Castañón recordó que desde hace 10 años, algunas entidades carecen de un sistema policial capaz de combatir a...