El Tribunal Constitucional de Corea del Sur destituyó este viernes de su cargo a la presidenta Park Geun-hye por un escándalo de corrupción que involucra a grandes firmas del país.

Park se convirtió en la primera líder surcoreana elegida democráticamente que es destituida, lo que culmina meses de parálisis y confusión. Una nueva elección presidencial se llevará a cabo dentro de 60 días.

Su destitución se da en un contexto de creciente tensión con Corea del Norte y China.

La corte coreana consideró que Park participó junto a su amiga Choi Soon-sil, conocida como la “Rasputina”, en la creación de dos fundaciones que se emplearon para extorsionar fondos a grandes empresas; y que infringió la ley al filtrar documentos confidenciales a Choi y permitirle interferir en asuntos de Estado.

Park, quien fue suspendida temporalmente el pasado 9 de diciembre por el Parlamento, ha negado estar implicada en esta trama de corrupción. Con la destitución queda despojada de su inmunidad.

El escándalo de corrupción llevó a la cárcel al jefe de Samsung, quien en la víspera negó las acusaciones en su contra.

La decisión generó fuertes manifestaciones. En una de ellas, cientos de seguidores de Park, muchos de ellos ancianos, trataron de superar las barricadas de la policía en el tribunal. El saldo reportado fue de dos partidarios fallecidos y seis heridos.

Park no compareció en la corte el viernes y un portavoz dijo que la depuesta mandataria no hará ningún comentario ni abandonará la residencia presidencial Casa Azul durante la jornada.

Tomó posesión de su cargo como decimoctavo presidente en la historia moderna del país hace cuatro años, tras obtener la mayoría en las elecciones generales celebradas en diciembre de 2012.

Con información de agencias.

 

Siguientes artículos

Estrategia para cerrar brecha salarial
Por

En plena transformación digital, México vive un momento clave para reducir la brecha salarial de género, lo que contribu...