Reuters.- El líder catalán Carles Puigdemont fue detenido el domingo en Alemania,  cuatro meses después de que en un exilio autoimpuesto salió de España, donde podría recibir una condena de hasta 25 años de prisión por organizar un referéndum ilegal sobre la secesión de Cataluña.

Puigdemont regresaba a Bélgica tras un viaje a Finlandia después de conocerse el viernes que el juez Pablo Llarena había dictaminado una orden internacional de detención y entrega contra él, el candidato a la presidencia de Cataluña Jordi Turull, y otros ex consejeros catalanes.

“El Gobierno acaba de recibir la confirmación oficial por parte de las autoridades alemanas del arresto de Carles Puigdemont”, dijo una fuente oficial de la presidencia española.

El expresidente fue detenido cerca de la frontera con Dinamarca, en el estado de Schleswig-Holstein. Varios medios dijeron que había sido trasladado a la prisión de Neumuenster, pero un trabajador de la prisión no pudo confirmarlo en una conversación telefónica con Reuters.

PUBLICIDAD

“El presidente se dirigía a Bélgica para presentarse, como siempre, a disposición de la justicia belga”, escribió en Twitter el abogado de Puigdemont, Alonso-Cuevillas.

No está claro si Puigdemont será extraditado de forma inmediata desde Alemania.

Tras la noticia se convocaron manifestaciones para la tarde del domingo en contra de la detención de Puigdemont por parte de las organizaciones pro independentistas del Comité de Defensa de la República (CDR) y de la Asamblea Nacional Catalana.

 

Siguientes artículos

Cataluña-Puigdemont
Carles Puigdemont podría ser arrestado en Finlandia
Por

Finlandia recibió una orden internacional de detención emitida por España en contra de Puigdemont, en una escalada de ac...