En un comunicado, la PGJDF dijo que el presunto responsable es Marco Antonio Ochoa Almazán, quien sostenía una relación sentimental con Angélica Trinidad Romero Severiano, quien era trabajadora de limpieza en la tienda departamental en Perisur.

 

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que fue detenido el probable responsable del asesinato de una trabajadora de la tienda departamental Liverpool en el centro comercial Perisur el pasado 16 de noviembre.

En un comunicado, la procuraduría dijo que el presunto responsable es Marco Antonio Ochoa Almazán, quien sostenía una relación sentimental con Angélica Trinidad Romero Severiano, quien era trabajadora de limpieza en la tienda departamental.

PUBLICIDAD

La dependencia relató que el pasado 15 de noviembre, Ochoa Almazán, quien trabajaba como auxiliar de mantenimiento, entró a la tienda comercial a las 14:28 horas para cumplir su jornada de trabajo, mientras que Romero Severiano lo hizo a las 15:03 horas.

Testimonios recabados confirmaron que alrededor de las 22:15 horas, la víctima ingresó a un cuarto de limpieza, seguida 10 minutos después del acusado. 40 minutos después, Ochoa Almazán salió del cuarto de forma apresurada y notoriamente nervioso.

A las 23:50 horas, según testigos, el imputado estaba en el área de perfumería rociándose muestras de perfume. Una empleada contó que Ochoa Guzmán tenía aliento alcohólico y se mostró nervioso y esquivo a preguntas, después abandonó el establecimiento.

Hasta la madrugada del 16 de noviembre se descubrió el cuerpo sin vida de Angélica Trinidad Romero.

Familiares de la trabajadora denunciaron a medios de comunicación que Liverpool les informó del deceso hasta dos horas después, no les dejaron ver el cuerpo de Angélica Trinidad donde se encontró y obligaron a la madre, quien también trabajaba en la tienda departamental, a firmar un documento en el que eximía de toda culpa a Liverpool por la muerte de su hija.

El cuerpo de Romero Severiano fue trasladado a una funeraria sin el consentimiento de los familiares. Un médico contratado por la tienda emitió un certificado en el que afirmaba que la víctima murió de un “infarto agudo al miocardio”. La familia de Angélica Trinidad acudió a la funeraria y notaron en su cuerpo, pese a que ya estaba maquillado, rastros de golpes, moretones y sangre.

El caso, aunque ocurrió a mediados de noviembre, se conoció hasta la primera mitad de diciembre cuando trascendió en redes sociales, donde usuarios acusaban a Liverpool de encubrir el asesinato de una de sus empleadas dentro de uno de sus establecimientos en pleno ‘Buen Fin’, una campaña lanzada por el sector privado en el que varias tiendas departamentales lanzan descuentos y promociones especiales.

La PGJDF dijo en el comunicado que en las próximas horas “el Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio, ejercerá acción penal en contra de Marco Antonio Ochoa Almazán, como probable responsable de la comisión del delito de feminicidio, el cual se acredita toda vez que la occisa presentaba lesiones y se comprobó la existencia de un vínculo sentimental con su victimario, ilícito por el cual éste último podría ser sancionado con una pena hasta de 60 años de prisión”.

La PGJDF no mencionó en el boletín si se fincaba alguna responsabilidad sobre la empresa, pero aclaró que continuaban las actuaciones ministeriales “con el propósito de seguir deslindando responsabilidades y aclarar fehacientemente la realidad de los hechos acaecidos.

 

 

Siguientes artículos

Sony sí estrenará película sobre líder norcoreano
Por

El presidente ejecutivo de Sony, Michael Lynton, dijo que habrá un estreno limitado en cines de ‘The Interview...