El costo para pagar el financiamiento del gobierno federal llega a 2% del PIB, mientras que la deuda en total equivale a 30%. Organismos advierten que ésta crece a un ritmo más acelerado que la economía.

 

Aunque la administración de Enrique Peña Nieto asegura que se endeuda de acuerdo con los límites de la ley, lo cierto es que también el costo para pagarla está abarcando poco a poco más espacio en el presupuesto.

Las dependencias de la administración pública tendrán incrementos marginales en sus presupuestos para 2015, pero el costo financiero de la deuda pública que contraerá el gobierno federal el próximo año es la que crecerá más dentro de sus egresos.

PUBLICIDAD

Dentro del proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, el gobierno de Enrique Peña Nieto propone en el Ramo 24 de deuda pública un costo financiero de 328,000 millones de pesos (mdp), 6.3% más que lo aprobado en el presupuesto de 2014.

El costo financiero es el monto que debe pagar quien contrata deuda, en este caso el gobierno, para tener acceso a créditos o financiamientos de cualquier tipo.

Si a la cifra anterior se le suma la deuda de Pemex y de CFE asciende hasta 406,500 mdp, 3.4% más que en el presupuesto de 2014. Diversos organismos han advertido del peligro para las finanzas públicas que el nivel de deuda aumente a mayor velocidad que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). Para este año el gobierno espera que la economía crezca 2.7% y para 2015 sólo 1 punto porcentual más.

 

Deuda crece más que presupuesto

En su exposición de motivos, el gobierno federal indica que para 2015 “se requieren 327,000 mdp para cubrir el costo financiero de la deuda pública (Ramo 24)”. Si se comparan con los 307,600 mdp del presupuesto 2014, hay un incremento de 6.3%.

Este crecimiento es mayor con relación al que tendrá el presupuesto de 2015 con respecto al de 2014, de 4.6 billones de pesos (bdp), 4.5% más.

Los presupuestos de la mayoría de las dependencias tendrán incrementos inclusive menores. Por ejemplo, la Secretaría de Educación Pública contaría el próximo año con 305,741 mdp, 4.5% más que lo aprobado en el año anterior; la Secretaría de Gobernación tendría un incremento sólo de 3%; la de Comunicaciones y Transportes únicamente de 1.6% más, y la de Hacienda y Crédito Público, de 4.9% más.

Sólo la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) vería un mayor incremento en su presupuesto para 2015, pasando de 65,236 mdp a 71,269, 9.2%.

 

Deuda total ya supera egresos

El gobierno federal prevé tener ingresos por financiamientos por 672,000 mdp, mientras que los 4 billones de pesos vendrán de recursos propios.

En la propuesta de paquete económico, la Secretaría de Hacienda informó que la deuda pública neta del gobierno al segundo trimestre de 2014 representa 30.4% del PIB del país, mientras que los ingresos presupuestarios de 2015 serán equivalentes a 21.9% del PIB.

Desde finales de 2012, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió del incremento de la deuda pública y pidió que se pongan límites “explícitos” a la misma, así como al déficit público.

En 2013, el Congreso aprobó un déficit de 1.5%, que incluyendo la inversión de Pemex ascendía hasta 4%. Para 2015 se plantea un déficit de 3.5% del PIB, con la inversión de las empresas productivas del Estado (Pemex y CFE).

Por otra parte, solamente los costos financieros para cubrir la deuda ascienden a 2.2% del PIB.

 

Deuda crece y crecimiento se rezaga

Aunque el uso de la deuda pública puede manejarse a favor del país y de su crecimiento, si aumenta de forma descontrolada puede poner en riesgo las finanzas públicas.

Organizaciones civiles como el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), México Cómo Vamos, el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), México Evalúa y el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) señalan que desde 2010 la deuda del sector público federal ha crecido por encima de la expansión del PIB.

“El uso irresponsable de la deuda como mecanismo para financiar el gasto público puede llevar a México a un desequilibrio macroeconómico”, alertan las organizaciones civiles en su documento 10 propuestas para un mejor presupuesto 2015 a detalle.

 

 

Siguientes artículos

Review: Acer Liquid S1, el teléfono semiinteligente
Por

Esta phablet de gama media es la apuesta de la taiwanesa para entrar al mercado de teléfonos inteligentes de pantalla me...