La empresa de servicios de logística espera alcanzar el próximo año crecimientos superiores al 12%, a través de una estrategia de inversión y la cercanía con sus clientes.

 

 

DHL Global Forwarding está por concluir un año complicado en México. El lento avance de la economía nacional ha ocasionado que las operaciones de la compañía no reflejen grandes crecimientos para una de las divisiones de la empresa alemana más grande de servicios de logística y correos a nivel mundial.

PUBLICIDAD

Sin embargo, las condiciones de infraestructura y conectividad que ofrece el país, lo mantienen como uno de los destinos estratégicos  dentro del mapa de DHL.

“México es muy importante para la compañía, ya que representa el segundo mercado más grande para DHL Forwarding después de Brasil, en América Latina, pero su posición geográfica cercana a Estados Unidos y la región latinoamericana lo vuelven un país muy especial”, asegura en entrevista Mathieu Floreani, CEO para las Américas de DHL Global Forwarding.

Inmersa en un proceso de análisis de las oportunidades hacia el futuro y la inversión desde hace 4 años en capacitación para sus empleados, la empresa tiene puesta la mirada en 2014, en donde espera alcanzar crecimientos superiores al 12%.

Mathieu Floreani y Alex Graniewicz, director general en México de DHL Global Forwarding, se sientan con Forbes México a conversar sobre los planes de la empresa.

 

Operación DHL

 

DHL Global Forwarding  es el brazo de Deutsche Post DHL que se encarga a nivel mundial de ofrecer servicios para las necesidades logísticas del mercado industrial, con especialidad en el transporte aéreo y marítimo.

En el marco del EuroRoad Show que se realizó a inicios de este mes, Mathieu Floreani y varios ejecutivos de DHL en Europa se reunieron con más de 500 clientes para hablar de la experiencia y soluciones de la empresa.

Desde hace 5 años, el mercado europeo se ha convertido en la principal ruta comercial gracias al desarrollo de la industria automotriz, farmacéutica, maquinaria para la manufactura e ingeniería, así como hidrocarburos y productos químicos.

El comercio con Europa tuvo un aumento del doble dígito el año pasado con respecto al 2011 a nivel país, lo cual colocó a Europa como el segundo socio comercial después de Estados Unidos.

“Muchas compañías ven en México una plataforma para llegar a Latinoamérica y al mercado de Estados Unidos”, dice Floreani.

A pesar de las ventajas competitivas que tiene el país, las condiciones no resultaron este año las idóneas para crecer la ventas, hecho que ha encaminado a la compañía a buscar una nueva estrategia.

“Ha sido un año complicado, ya que tuvo un inicio bastante lento, pero con los crecimientos alcanzados y la estabilidad que estamos teniendo es el momento de tomar decisiones importantes”, asegura el directivo de DHL en México.

Para la compañía una de las grandes apuestas se centra principalmente en 3 proyectos que tienen que ver con la redistribución en el territorio nacional, lo que incluye la apertura de nuevas rutas, así como fletes multimodales que incluyen la transportación aérea, terrestre y marítima.

Asimismo, la estrategia toma en cuenta la inversión de millones de dólares en el fortalecimiento de su red interna, lo cual incluye la capacitación y especialización de sus empleados.

“La geografía es clave, pero la experiencia en los sectores nos sigue diferenciando”, asegura Graniewicz.

En los últimos años, uno de los sectores que ha impulsado las operaciones de la compañía es el automotriz, el cual cuenta con 100 empleados que se encargan sólo de la atención de los clientes de esta área de negocios, que ha impulsado que se dupliquen los volúmenes transportados por la empresa alemana.

El grupo alemán tuvo un aumento en sus ingresos al cierre de 2012, lo cual se tradujo en un monto de 72,342 millones de dólares (mdd), mientras que la división de Forwarding registró a nivel global un crecimiento de 3.6% en comparación con lo generado en 2011, al reportar 20,454 mdd.

Cabe mencionar, que los ingresos en carga aérea fueron menores si se les compara con el año que les antecedió, aunque  las ventas en la transportación marítima y terrestre aumentaron.

Para 2015, DHL Forwarding espera que los volúmenes actuales se dupliquen nuevamente gracias al sector automotriz.

“Podemos decir que México es el líder en esta línea y sector”, dice Mathieu Floreani.

Sin embargo, este no es el único sector por el que apuesta la empresa. En febrero de 2014, lanzará su servicio aéreo con temperaturas controladas para la transportación de productos farmacéuticos, un servicio que, aseguran los directivos de DHL, es único existente en el mercado.

Para dar este servicio, la empresa cuenta con una infraestructura de 25 estaciones en el mundo, las cuales cuentan con una certificación en el manejo de los productos biológicos.

En este sentido, Floreani tiene claro la dirección de las mayores inversiones en los próximos años: “Las inversiones más grandes se harán en el entrenamiento de la gente”.

De acuerdo con Alex Graniewicz, la inversión para 2014 rondará los 10 millones de euros, destinados a la construcción de inmuebles y nuevas unidades de transportación.

A través de un programa de certificación que se desarrollará en los próximos meses serán certificados más de 40,000 empleados en el mundo.

“DHL apuesta en la atención del cliente y por eso estamos haciendo una reorganización en la empresa para medir la efectividad”, comenta Alex Graniewicz.

 

Mejores armas

Para el CEO de DHL Global las Américas Forwarding, la estrategia es una apuesta global que llegará a otros países de la región, a través del relanzamiento de servicios como el marítimo en Panamá y Guatemala para el próximo año.

“Creemos que no hay ningún país pequeño y queremos ser líderes en cada país”, asegura el directivo de origen francés.

Aunque reconoce que el reto que se mantiene vigente en sus estrategia es el de mejorar la logística, así como la transformación de los procesos alineados a estándares internacionales.

Y sabe que frente a la competencia en el mercado en donde navega, la única forma de no naufragar es entender de manera anticipada las tendencias, como lo intentan hacer en México.

Mathieu Floreani asegura que un entorno de grandes retos en una economía volátil su liderazgo como empresa no puede ponerse en duda: “Tenemos mucho respeto hacia la competencia, pero la empresa tiene mejores armas para mantener el desarrollo”.

 

Siguientes artículos

Review: Acer Aspire R7 ¿es un avión?
Por

La nueva portátil de Acer apuesta a la multifuncionalidad con un diseño disruptor.   Había una vez una laptop que s...