La Presidencia estará de manteles largos para anunciar sus avances en materia digital, hoy día poco tangibles a los ojos de cualquier ciudadano, y nulos para las poblaciones rezagadas del país.

 

En noviembre de 2005, la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información pidió a la Asamblea General de las Naciones Unidas que declarara el 17 de mayo como el Día Mundial de la Sociedad de la Información y el Conocimiento, para promover la importancia de las TIC. En noviembre de 2006 se decide añadir a la celebración el Día de Internet.

En el sitio respectivo se señala al 17 de mayo como fecha oficial de la conmemoración, que para fines prácticos o convenientes sólo se nombra Día de Internet, abierto para que cada país o asociación celebre como mejor convenga, pero con el objetivo de dar a conocer nuevas tecnologías y cómo contribuyen al desarrollo de la sociedad.

PUBLICIDAD

 

¿Realmente hay algo que celebrar?

Esta pregunta fue lo primero que se me vino a la mente ante la celebración en cuestión, y más aún cuando en el gobierno se prepara como todo un acto oficial. Recordé, entonces, cuatro aspectos que me hacen cuestionar la celebración.

  1. Grooming
    El Internet Grooming es el término relacionado con la pederastia y la pornografía infantil en internet. Cifras de la FBI indican un alto número de extorsión sexual y estima la existencia de 500,000 pederastas en las redes sociales. En un universo de 200,000 niños encuestados en México, el 80% indica que al recibir una solicitud de amistad, la acepta inmediatamente sin investigar siquiera de quién se trata. Para ellos no importa quién, importa cuántos. A partir que un adolescente da clic en aceptar solicitud, abre las puertas de su mundo y de su privacidad a alguien desconocido. A través de esta práctica, el pederasta tiene acceso a la información de miles de niñas (principalmente) que aceptaron su amistad. A través de su comportamiento en la red, las va enganchando hasta convencerlas y llegar al secuestro.
  2. Involución
    El libro El cuerpo expuesto de Rosa Beltrán, expone la vigencia de Darwin al comparar la teoría de la selección natural con el comportamiento de una sociedad marcada por la conectividad a través de la red de datos más grande del mundo: internet. El trabajo del último darwinista, un genio contemporáneo, es tachado de enfermizo cuando intenta comprobar la involución del hombre a través de experimentos expuestos en la red. El biólogo y locutor, protagonista de esta obra, fue detenido en su hogar y su sitio fue hackeado.
  3. Hikikomoris
    Término en japonés que refiere al fenómeno de reclusión voluntaria de individuos de todas partes del mundo. Éstos renuncian a su vida social y al contacto físico (incluso entre ellos), para vivir única y exclusivamente en el ciberespacio, donde se presentan bajo figuras icónicas que representan sus “alias” llamados avatars. Viven con una sensación constante de odio y miedo al contacto humano; su vida sucede paralelamente en la red.
  4. Falta de educación
    Los números de los tantos estudios que salen a partir de esta fecha señalarán el aumento en la penetración de internet; mostrarán el aumento del uso de las redes sociales minimizando su uso negativo (no es un número significativo, pero sí alarmante); mostrarán que los niños de quinto de primaria ya usan tablets; aplaudirán la reforma en telecomunicaciones; enaltecerán el lugar “privilegiado” de inclusión digital en México frente a otros países de América Latina. Insisto, nada que celebrar. Datos duros poco analizados y nula información acerca de la educación que debiera otorgar el gobierno para el uso inteligente de estas herramientas.

Según la página antes mencionada, el propósito de la conmemoración es la libertad de cada colectivo para decidir qué hace, cómo lo hace y a quién dirige sus actuaciones. Esa “libertad” debe estar apoyada en programas del gobierno y de la iniciativa privada; es algo que se aprende y que se debe difundir a la par de las innovaciones. Internet es una red donde el contenido fluye y crece segundo a segundo; apelar al uso inteligente de éste, al menos en nuestro país, parece tarea imposible si no se hace en conjunto.

 

¿Qué se está haciendo?

La Alianza por la Seguridad en Internet (ASI) es una iniciativa que protege la seguridad de los niños y jóvenes adolescentes en internet y apoya a padres de familia con mejores prácticas. Su director, Armando Novoa, indica que en Facebook, en un minuto, se comparten 2.4 millones de contenidos. Señala la falta de concientización e indica que la seguridad de internet está afuera de la red y no adentro; está en la mente y en la educación preventiva del uso de estas herramientas que no son malas per se; son malas cuando no se saben usar. Cursos, talleres, contenidos e información de valor pueden encontrarse en este sitio que apela a una educación digital.

La disparidad de internet me hace cuestionar una celebración donde la Presidencia se pone de manteles largos para anunciar sus avances en materia digital, que lucen poco tangibles a los ojos de cualquier ciudadano, y nulos a los ojos de las poblaciones rezagadas de nuestro país. El tema a tratar este año en la celebración que encabezan junto con la AMIPCI se titula “Telecomunicaciones y las TIC: Manejadores de la Innovación”; revisemos si también apoyan “manejadores” de la educación digital.

Los emporios tecnológicos deberían poner más esfuerzo en añadir a sus departamentos de investigación y desarrollo métodos que apoyen la educación y el uso medido de las tecnologías. Basta de idiotizarnos con videos, portales sin filtros, pornografía e información barata que finalmente hace de sus empresas un negocio redituable.

Internet, las redes sociales y las aplicaciones no son lo malo. Lo malo es la educación, la falta de conciencia y de educación. La conveniencia de vivir conectados mientras el mundo gira entre intereses locales y globales.

 

Contacto:

Twitter: @SoyYoLucy

Semántik

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

México, tan lejos del oro y tan cerca de EU
Por

El “arsenal” con el que Agustín Carstens se jacta que podremos defender nuestra economía y al peso es puro dinero de pap...