Por Ileana García Mora | Investing.com

El optimismo por el diálogo de México y la firmeza del monólogo de Estados Unidos se enfrentan este miércoles en una reunión decisiva en torno a la probable imposición de aranceles por parte del gigante del norte a todos los bienes mexicanos a partir del próximo lunes 10 de junio.

Aunque no se verán las caras, los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador,  y de Estados Unidos, Donald Trump, usan armas opuestas en esta batalla que pareciera perderá México, al menos en el corto plazo.

Mientras que López Obrador ha reiterado en diversas ocasiones que se siente “optimista” y plenamente confiado en que la fuerza del diálogo será suficiente para impedir la imposición de aranceles a los bienes exportados a Estados Unidos, Donald Trump se ha mostrado igualmente confiado, pero en usar los impuestos para castigar a México si no toma “acciones” concretas con respecto a la migración ilegal.

La comitiva mexicana utiliza el arma de la diplomacia y del diálogo para convencer a su adversario que, por el tono de sus declaraciones, parece aferrado al monólogo de imponer aranceles de 5% a partir del próximo lunes, y que irán en aumento en los siguientes meses hasta llegar a 25% a los productos mexicanos.

Lee también: AMLO cita a la plana mayor del Estado mexicano para acto de dignidad ante EU

De cierta forma, los mercados y diversos analistas en materia económica ya dan por sentada, al menos, la primera fracción del arancel. “Es casi imposible impedir la imposición del primer arancel de 5%”, dijo Luis Miguel González, director del diario El Economista en una intervención en un programa de televisión local. “Quizá habría mayor margen de maniobra para los siguientes aranceles que se irían imponiendo de manera progresiva hasta un 25% en octubre”.

La determinación de Trump no ha dado señales de ceder, ni siquiera se ha dejado persuadir por sus propios partidarios. Por el contrario, ha calificado como “una tontería” la posibilidad de que los republicanos en el Congreso pudieran ser un obstáculo para bloquear la imposición de impuestos a México.

“Varios han tratado de disuadirlo: los principales organismos empresariales han expresado unánime y rápidamente su malestar y oposición a esta medida, sin resultados”, continúa González.

¿Trump en campaña para la reelección?

A pesar de que la comitiva encabezada por el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, en Washington tiene las mejores intenciones, y que confía en tener 80% de probabilidades de impedir la imposición de aranceles, analistas del mercado consideran que la diplomacia, en este caso, puede tener poca influencia, dado el empeño que Trump ha mostrado e incluso su temprana carrera por la reelección para un segundo periodo presidencial.

“Los nuevos aranceles no se entienden desde la lógica económica y comercial, pero si sumamos el elemento de que Trump comenzó su campaña para la reelección a la presidencia, entonces toma otro sentido”, dice el director del diario El Economista. “México será el protagonista involuntario en esta campaña”.

Desligar el tema migratorio del arancelario será clave para los diplomáticos mexicanos. “Hoy estamos viendo que Trump está mezclando dos temas sensibles entre las relaciones de México y Estados Unidos; muy probablemente el 10 de junio veamos que esos aranceles entran en vigor”, comentó Ana Morales, analista asociada del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi), en una televisora local.

“Nunca habíamos visto que el libre comercio pudiera estar sujeto al tema migratorio, un problema mucho más complicado y de soluciones de largo plazo”, comentó Morales. La política migratoria de Trump es un tema que le ha hecho ganar ventajas entre su base más dura de electores.

¿Qué pudiera generar un cambio en Trump? Pareciera que se tiene más confianza en la presión que organismos empresariales de ambos países y mercados bursátiles que pudieran generar en Trump, que en la fuerza del diálogo, armas en las que la diplomacia mexicana ha hecho sus apuestas.

Te recomendamos:

Pese a amenazas de Trump, BMW inaugura su primera planta en México

 

Siguientes artículos

Venta de autos en México tiene su peor mayo desde 2009
Por

La venta de vehículos ligeros llegó a 102,081 unidades, lo que significó una caída de 11.2% en comparación con el mismo...