Las particularidades de la transición del papel a las pantallas ha motivado un profundo análisis por parte de The New York Times. Esto es lo que han aprendido hasta ahora:

 

Apenas en marzo pasado, The New York Times se dio a la tarea de hacer un diagnóstico de los periódicos impresos versus los digitales, con el fin de lograr una mejor transición del papel a los bits. Lo que en un principio fue un estudio exclusivo dirigido por Arthur Gregg Sulzberger (hijo de Arthur Sulzberger, editor en jefe del diario), pronto se convirtió en una especie de advertencia para el mundo editorial impreso por la creciente demanda de contenido digital.

Y es que para nadie es un secreto que poco a poco los periódicos electrónicos van ganando espacio frente a los medios impresos. Las tendencias son claras: los menores de 50 años se informan mucho más a través de medios digitales que mediante cualquier otro servicio.

PUBLICIDAD

Así, el estudio entrevistó a más de 300 periodistas y 50 medios de comunicación, entre electrónicos e impresos, y se concentró en los competidores digitales de los diarios tradicionales. Aunque el reporte se supone que era privado y sólo para los altos ejecutivos de The New York Times, se filtró (ajá) primero un resumen ejecutivo de 11 páginas que supuestamente fue enviado a los editores de cada una de las secciones. Sin embargo, un par de semanas después, el documento casi completo (faltaban cinco páginas) fue nuevamente filtrado.

El reporte sobre innovación tiene muchas aristas y grandes temas a discutir; sin embargo se pueden distinguir al menos cinco grandes cambios o recomendaciones.

  1. Cambios en el lenguaje periodístico. Esto significa no sólo la necesidad de adaptar los contenidos impresos al lenguaje de los medios electrónicos, sino también a dispositivos móviles y hacer un SEO mucho más profundo. Además se debe considerar que deben aumentar en número las galerías y las infografías y se tiene que desarrollar un buen sistema de etiquetas digitales que facilite a los lectores seguir una historia de forma dinámica y efectiva.
  2. Nuevo perfil del periodista. Si hay cambios en el lenguaje periodístico, también los habrá en los perfiles profesionales y en la forma en que realizan su trabajo. Por ello, el informe advierte que deben existir nuevos flujos de trabajo que contemplen la forma en que se editan las noticias, la organización interna y las facultades de cada miembro del equipo, las estrategias de promoción y difusión del contenido. Eso, sin contar que los reporteros digitales tienen un perfil diferente, que no sólo escriben, sino también editan audio, video y son fotógrafos y webmasters.
  3. Nuevos equipos en la redacción. Uno de los puntos más importantes que recalca el informe de NYT, es que las noticias se transforman en historias que deben tener continuidad y matices para que capturen a los lectores. Por ello sugieren que deben poner a un equipo de analistas de métricas a trabajar en los perfiles de los usuarios para que las historias tengan mayor alcance e impacto.
  4. La página de inicio ya no es funcional. El principal problema, explica el informe, es que los periodistas están formados en la obsesión de la portada principal, la nota de ocho columnas, mientras que las noticias se comparten y socializan por otras vías. Los lectores llegan a las notas a través de otras plataformas, principalmente las redes sociales; por ello es muy importante llevar todas las historias a la mayor parte de canales de socialización posibles.
  5. Los medios deben salir a buscar a sus lectores. La audiencia no va a llegar porque sí. Los diarios deben considerar que la oferta de contenidos es tan alta que si no tienen una buena estrategia, un buen sistema de producción de noticias y una socialización adecuada, los lectores preferirán ver otros contenidos, por más nombre y tradición que tengan.

Tal y como advierte el informe sobre innovación, los diarios impresos se encuentran en una encrucijada en donde deben reinventarse, deben crear nuevos modelos de trabajo y atender a las nuevas audiencias, bajo la premisa de que alguien en este momento ya lo está haciendo. Y no es por ser pesimista, pero a los diarios impresos les están comiendo el mandado.

info_nyt

 

Contacto:
Twitter: @sincreatividad

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Renunciando al poder de la marca
Por

La marca, el posicionamiento y la propuesta de valor, como elementos tradicionales del branding, pueden ser considerados...