La cadena de venta de armas, Dick’s Sporting Goods, anunció que dejará de vender rifles de asalto de manera definitiva e invitó al gobierno de Estados Unidos a generar una nueva regulación sobre el uso de armas de fuego.

Dick’s anunció la medida después de que la compañía vendiera legalmente un arma a Nikolas Cruz, quien el 14 de febrero pasado atacó con un arma de fuego dentro de una escuela de Florida, donde murieron 17 personas. La empresa detalló en un comunicado que vendió una escopeta a Cruz durante noviembre pasado, pero que no fue el arma, ni el tipo de arma, que utilizó en el tiroteo.

Entre la solicitud, Dick’s sugirió prohibir armas de fuego de estilo asalto, aumentar a 21 años la edad mínima para comprar armas de fuego y asegurar una base de datos sobre quiénes tienen prohibido comprar armas de fuego.

“Reconocemos y apreciamos que la gran mayoría de los propietarios de armas en este país son ciudadanos responsables y respetuosos de la ley. Pero tenemos que ayudar a resolver el problema que tenemos enfrente”, dijo Edward W. Stack, presidente y CEO de Dick’s en el documento.

PUBLICIDAD

Dick’s Sporting Goods, fundada en 1948 con sede en Pennsylvania, ocupa el lugar número 1,886 en la lista Global 2000 de Forbes y genera 37,200 empleos al año aproximadamente.

Te puede interesar: Atacante de escuela de Florida enfrenta 17 cargos de homicidio

 

Siguientes artículos

Trump está dispuesto a negociar el regreso de EU al TPP: Mnuchin
Por

El secretraio del Tesoro de EU señaló que el presidente está dispuesto a negociar, ya sea con acuerdos multilaterales o...