El unicel tarda 1,600 años en desintegrarse, por lo que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda utilizar la vajilla o productos biodegradables.

“Utiliza productos hechos a base de minerales, de fibra de caña de azúcar, papel reciclado o fécula de maíz”, dice una publicación.

La Profeco pide fomentar una cultura de consumo sostenible y responsable.

“Es recomendable disminuir su uso debido al impacto que genera al medio ambiente y el posible efecto tóxico que genera al calentar alimentos en estos empaques en el microondas”, dice también la Cofepris.

La exposición ocupacional al unicel puede afectar el sistema nervioso central, puede irritar los ojos, la nariz, la garganta y las vías respiratorias.

Te recomendamos: Esta startup, nacida en la UNAM, hace negocio con el unicel reciclado

 

Siguientes artículos

A cinco años del ataque terrorista: Charlie Hebdo y el ocaso de las caricaturas
Por

Cinco años tras el atentado de extremistas islámicos contra la revista Charlie Hebdo, las caricaturas de prensa son un g...