Por: Orlando Mejía*

 

Suena el despertador. Sabe que tiene que levantarse, pero su cuerpo le pide quedarse en cama cinco minutos más. Apenas durmió unas horas después de responder la noche anterior varios correos electrónicos del trabajo y terminar el reporte que debe entregar a su director.

Al siguiente día, debe atender una video llamada con el equipo ubicado al otro lado del Atlántico. Usted está en “modo automático” y le cuesta concentrarse en los asuntos que debe atender durante el día.

No es el único en esta situación. En el actual entorno empresarial, se privilegia la capacitación y elevar las responsabilidades del personal, además de dedicar importantes recursos (tiempo y dinero) a identificar actividades que puedan ofrecer una ventaja competitiva importante.

No obstante, se pasa por alto un elemento que puede contribuir de igual manera a un mejor desempeño de la organización: tener colaboradores que descansan lo suficiente. De hecho, un estudio sobre este tema, encontró que dormir ocho horas se está convirtiendo en un asunto de negocios, pues ayuda a elevar el bienestar y la productividad, y estimula la creatividad y la innovación.

No dormir las horas necesarias puede tener secuelas serias. Por ejemplo: podría alterar las emociones, el temperamento y el autocontrol. Incluso se le relaciona con padecimientos cardiacos, la obesidad y la diabetes, así como con la falta de concentración, la retención y procesamiento de información.

Por todo lo anterior, es importante que usted y su empresa sean conscientes de la importancia del descanso para todos los colaboradores.

Mejorar el desempeño

Nos movemos en un entorno en el que trabajar largas jornadas y dar más “del 100” se considera una muestra de nuestro compromiso con la empresa y de que somos productivos. Incluso, los líderes de los negocios buscan continuamente candidatos con gran potencial para inculcar en ellos una manera de pensar innovadora y que rebase los límites.

Sin embargo, la gente que descansa mejor es más relajada, comprometida y sus niveles de ansiedad y negatividad son menores. Pero no se trata solo de la cantidad, que se sugiere debe ser entre siete y nueve horas, sino también de la calidad y consistencia.

Una cultura del sueño

Ahora bien, para desarrollar esta cultura se requiere hacer algunos cambios y aplicar políticas específicas. Su alcance y efectividad dependerán de las condiciones de su negocio, pero al final influirán en elevar el rendimiento de los colaboradores. A continuación, algunas recomendaciones:

Implemente programas para comunicar la importancia del descanso en la vida diaria y su impacto en el trabajo; asimismo, puede establecer horarios determinados para utilizar el correo electrónico corporativo, responder mensajes de WhatsApp o en otros medios de mensajería empresarial.

En la medida de lo posible, elija espacios para trabajar donde predomine la luz natural para que el personal ajuste su organismo a las horas de vigilia. También es útil contar con salas o espacios similares para tomar siestas; en ocasiones, dormir 20 minutos ayuda a las personas a estar más lúcidas al despertar.

Implemente soluciones o utilice dispositivos que regulen el uso de las herramientas de colaboración para mantener el control del trabajo realizado fuera del horario de oficina. Incluso, pueden programarse recordatorios para apagar las computadoras o dispositivos móviles dos horas antes de ir a dormir.

En realidad, el sueño podría ser un mejor potenciador de la productividad, sin los costos en salud de sustancias como café u otras drogas. Más allá de los beneficios del descanso que ya hemos comentado (mayor aprendizaje y retención), tener suficientes horas de sueño generalmente provoca que las personas estemos más relajadas, y con menos propensión a comer por ansiedad. En resumen, colaboradores descansados constituyen fuerzas de trabajo más productivas, fieles a la marca y más felices.

 

Contacto:

 

Orlando Mejía es socio Líder de Transformación Organizacional para Latino América en Consultoría, Deloitte México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Wall Street sube por señales de recuperación, pese a protestas en Washington y el comercio EU-China
Por

Los tres principales índices iniciaron junio con ganancias de menos de un 1%, el único que no siguió la tendencia fue el...