EFE.- Dinamarca, que ayer suspendió de forma definitiva la vacunación contra Covid-19 con AstraZeneca, estudia la posibilidad de compartir las dosis no utilizadas de ese producto con países pobres, aseguró este jueves el director de la Oficina regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge.

“Ayer mantuve una conversación con Søren Brostrøm (jefe de la Dirección General de Sanidad danesa) acerca de que el ministro de Asuntos Exteriores está examinando opciones para compartir la vacuna de AstraZeneca con otros países, que es la recomendación que habíamos dado”, afirmó en una rueda de prensa virtual Kluge.

Kluge mostró su “aprecio” por esa postura y se mostró comprensivo con la decisión de las autoridades sanitarias danesas de suspender la vacuna, si bien reiteró que es “segura y efectiva” contra y que el riesgo de sufrir trombos es “mucho mayor” si uno contrae el virus.

Dinamarca, primer país en suspender de forma temporal la vacuna de AstraZeneca hace un mes, justificó ayer su decisión al considerar que hay una conexión probable entre ésta y los casos anómalos de trombosis, que hay suficientes vacunas en el mercado y la situación epidémica en este país está controlada.

Lee más: Dinamarca suspende definitivamente vacuna de AstraZeneca

Brostrøm aseguró no obstante que se trata de una vacuna segura y que si la situación en Dinamarca fuera ahora como al principio de la segunda ola en diciembre, no dudaría en mantener su uso, además de no descartar que se pueda usar en el futuro.

El gobierno danés no se ha pronunciado oficialmente sobre qué hará con las 200,000 dosis de AstraZeneca que tiene almacenadas.

Varios partidos políticos daneses han sugerido que se repartan las dosis entre los daneses que estén dispuestos a recibirla a pesar de la suspensión decretada por las autoridades sanitarias.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Biden anuncia el fin del despliegue de tropas en Afganistán
Por

La guerra ha costado la vida a 2,400 militares estadounidenses y consumido aproximadamente 2 billones de dólares.