La propuesta de convivencia que surgió en Francia en 1998, llevará a cabo su tercera edición el 23 de octubre de 2014 en la Ciudad de México, donde reunirá a un total de 3,000 participantes, en un lugar cuya ubicación se develará exclusivamente a los invitados unos días antes del evento. 

 

PUBLICIDAD

Fundado por François Pasquier, Le Dîner en Blanc nació en París en 1988. Es un concepto que surgió después de que su creador permaneciera varios años en el extranjero y a su regreso deseara reencontrarse con sus amigos en torno a una cena.

François le pidió a cada invitado llevar a un amigo, pero debido a la cantidad de personas vestidas de blanco (para reconocerse), decidió que lo viable era reunirse en un lugar amplio como el Bosque de Boulogne.

Actualmente Le Dîner en Blanc reúne cerca de 15,000 personas en los lugares más emblemáticos de Francia. En junio de 2014 se llevó a cabo la vigésimo sexta edición en seis de los principales puentes de la capital gala.

Al crecer la demanda de asistencia, desde el año 2012 se lleva a cabo en 20 de las ciudades más representativas del mundo, como Guadalajara, Copenhague, Sherbrooke, Whistler, Honolulu, Sao Paulo, Kingston, Hong Kong, Jerusalén, Mumbai, Tel Aviv o Tokyo, por mencionar algunas. Por supuesto, también en la Ciudad de México. Por ello, para este año se prevé la incorporación de un total de 100,000 invitados a nivel internacional.

 

[youtube id=”EZGoAoGlQcs” width=”620″ height=”360″]

 

Las claves de Le Dîner en Blanc en México

En entrevista para Forbes Life el organizador de Le Dîner en Blanc en nuestro país, Eduardo Uribe, habla sobre la experiencia de asistir a esta exclusiva cena.

Bajo el concepto de convivencia, Le Dîner en Blanc busca principalmente “recuperar la capacidad de asombro, la emoción, la alegría y el gusto que da compartir y convivir con la gente”.

Con la finalidad de valorar los espacios públicos con los que contamos, Eduardo asegura que las plazas, parques y monumentos emblemáticos de cada ciudad donde se realiza el banquete convierten al evento en una original y sencilla forma de gozar la vida.

Después de la primera edición en 2012, que se llevó a cabo en la Plaza Tolsá de la Ciudad de México, el evento en 2013 llegó al Lago de Chapultepec, desde donde pasó de 2,600 personas a 3,000 asistentes para este año, afirma el organizador de Le Dîner en Blanc en nuestro país.

El apoyo de varios voluntarios es fundamental para concretar la logística de un evento de la magnitud como éste: se trata de atraer a personas, a partir de los 20 años hasta personas mayores, e involucrarlos a vivir esta experiencia.

Entusiastas de la filosofía del evento en cada ciudad se unen a la planeación de esta cena donde cada uno de ellos se desempeña en diferentes áreas y realiza trabajos de planeación y coordinación.

Los miembros del Dîner en Blanc que dirigen un autobús, deben tomar en cuenta que el cupo en estos es limitado, por lo que únicamente podrán elegir a un cierto número de sus conocidos o bien, orientar a aquellos que fueron inscritos a través de la lista de espera, la cual en la Ciudad de México en 2013 llegó a tener cerca de 4,500 personas interesadas en participar.

La participación de los asistentes es fundamental para el éxito del evento. La esencia de este radica en que todos los invitados sigan las reglas y lineamientos, como el respetar los códigos de vestimenta, las características del mobiliario que hay que llevar (sillas, mesa, vajilla, etc) y la comida que van a degustar. Todo esto es clave para que el evento resulte auténtico.

Cada voluntario puede invitar a tres personas, las cuales recibirán una exclusiva invitación que contiene un pase doble. La cantidad de invitados se encuentra determinada por la lista de espera y de los miembros del año anterior que repiten.

Para este año el registro cerró con un aproximado de 6,000 personas que se encuentran en lista de espera para la cuarta edición de Dîner en Blanc en México en 2015.

La estructura del evento consiste en varias etapas:

  • Llegada. Los invitados llegarán únicamente por autobús asignado por la organización. Todos llegarán a la misma hora al lugar secreto acompañados de sus Líderes de Mesa, quienes les asignarán la ubicación exacta de su mesa y asientos.
  • Instalación. La escena capta las miradas sorprendidas de la gente que pasa por el lugar. Sin perder tiempo, los invitados instalarán sus mesas y sillas, mientras esperan a que todos los asistentes se hayan instalado, antes de sentarse.
  • Inicio. Una vez instalados todos los invitados, levantarán sus servilletas blancas de tela para indicar el inicio de la cena.
  • “Le Dîner”. En uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, y en compañía de amigos o familiares, los invitados disfrutarán de una célebre cena preparada por ellos mismos.
  • Luces de Bengala. Es el momento cúspide de la noche. Los invitados encienden sus luces de bengala, lo cual indica el final de la cena y la apertura de la pista de baile.
  • Limpieza. Por respeto hacia el medio ambiente y la ciudad, los invitados limpiarán su área y se llevarán consigo sus propias bolsas de basura.
  • Final. Después de tres horas, el evento concluirá cuando todos los invitados partan del lugar (a la misma hora), quienes se irán con el recuerdo una experiencia inolvidable.

 

Para saber más:

@DinerEnBlancMx

mexicocity.dinerenblanc.info

 

Siguientes artículos

Monsanto reduce pérdidas en trimestre
Por

La compañía dijo que espera alcanzar ganancias por acción de entre 5.75 y 6.00 dólares en el año fiscal 2015.   Reu...