Después de los ajustes, los ingresos del presupuesto serían de 4.5 billones de pesos en 2014, todavía unos 10,000 millones de pesos (777 millones de dólares) menos a los inicialmente calculados por la Secretaría de Hacienda, según estimaciones de los legisladores.

 

Reuters

 

MEXICO DF – La Cámara de Diputados aprobó el viernes la ley de ingresos para el próximo año en la que elevó la previsión del precio del petróleo de exportación para compensar una menor recaudación a la considerada por el Gobierno mexicano, en una polémica reforma fiscal que recibió el visto bueno en la madrugada.

La cámara baja votó a favor de fijar en 85 dólares por barril, desde 81 dólares estimado en el proyecto enviado por el Gobierno, el precio de la mezcla mexicana de crudo de exportación, un elemento clave de los ingresos gubernamentales.

Los legisladores también elevaron a 12.9 pesos por dólar desde 12.6 pesos por dólar el tipo de cambio promedio estimado para el presupuesto del 2014.

Después de los ajustes, los ingresos del presupuesto serían de 4.5 billones de pesos en 2014, todavía unos 10,000 millones de pesos (777 millones de dólares) menos a los inicialmente calculados por la Secretaría de Hacienda, según estimaciones de los legisladores.

“Creo que es razonable la Ley de Ingresos, creo que está garantizado que no va a haber recortes presupuestales en el 2014 sólo que haya una catástrofe en la economía estadounidense”, dijo el presidente de la comisión de Hacienda, José Trejo.

Los ajustes a la ley de ingresos, que deberá ser aprobada ahora por el Senado, ayudarían a compensar una menor recaudación después de que la misma comisión de Hacienda desechó varios impuestos propuestos en la reforma fiscal de Peña.

Una vez que los senadores aprueben la ley de ingresos, se deberá discutir la ley de egresos, que avala únicamente la Cámara de Diputados, para tener el presupuesto completo del 2014.

El ministro de Hacienda, Luis Videgaray, ha calculado una merma de unos 55,700 millones de pesos (4,329 millones de dólares) a lo proyectado inicialmente con la reforma fiscal debido a los cambios hechos por los diputados.

Los legisladores aprobaron una tasa máxima del 35% de Impuesto sobre la Renta (ISR) para las personas físicas, desde la actual del 30 por ciento, entre otras medidas.

Pero rechazaron gravar con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 16 por ciento las matrículas de escuelas privadas, renta de casa habitación e intereses hipotecarios.

El Gobierno tenía previsto aumentar los ingresos fiscales en el equivalente al 1.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), unos 240,000 millones de pesos (18,313 millones de dólares) para el 2014 con su iniciativa y llegar a un 3 por ciento para el 2018, en una iniciativa duramente criticada por algunos sectores por considerarla un golpe a la clase media.

 

Siguientes artículos

Persisten riesgos en economía de México: Banxico
Por

Manuel Sánchez, subgobernador del banco central, indicó que el avance económico pudo haber sido mejor durante el tercer...