Diputados cuestionan a Meade por deuda, aumento de gasto y Fonden

El gasto programable que por ley se destina del Presupuesto Económico al Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), de alrededor de 0.4%, se vio rebasado por las afectaciones generadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre, admitió José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público.

En ese sentido, el funcionario federal dijo que será necesario aumentar los recursos destinados a la reconstrucción de las zonas afectadas en el Paquete Económico de 2018.

“Estamos en la posibilidad a través del diálogo, de la coordinación del análisis, de contar con la información de los daños que nos permitan no ajustarnos al punto cuatro que nos pide la ley, sino hacer las reasignaciones que ocupemos para que el Fonden cuente, el año que entra, con los recursos necesarios para la reconstrucción”, explicó durante su comparecencia en la Cámara de Diputados como parte de la Glosa del V Informe de Gobierno.

Diputados de los grupos parlamentarios del PRD, Morena, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza, exigieron al funcionario federal explicar el manejo y destino de los recursos del Fonden, su uso transparente y el aumento éstos por considerarlos insuficientes para mitigar los daños que causaron los fenómenos naturales.

El saldo inicial del Fonden en 2017 ascendió a 6,000 millones de pesos.

Una parte de los recursos de este fondo se destinaron a la atención inmediata de los trabajos de rescate y crisis humanitaria generada por los sismos; en tanto que otra proporción se enfocará en la reconstrucción de las zonas devastadas.

Como parte de los recursos enfocados en la recuperación de las zonas afectadas, se están entregando apoyos inmediatos para la reconstrucción de vivienda, escuelas, hospitales y carreteras, ante la necesidad de la rehabilitación de estos espacios, dijo Meade.

“Ya se está dando en la emergencia, ya se dieron los techos presupuestales, casi 6,700 millones entre Oaxaca, Chiapas, la Ciudad de México, Puebla y Morelos, eso nos permite que la reconstrucción no espera el registro, que los recursos empiecen a fluir y las comunidades empiecen a ver su infraestructura reestablecerse”, explicó a los integrantes de la cámara baja.

Lee también: Paquete económico requerirá ajustes por sismos: Meade

Además de los recursos enfocados en la reconstrucción de las zonas devastadas por los sismos, los principales cuestionamientos de los diputados se enfocaron en los ajustes al gasto del presupuesto del gobierno federal, la trayectoria del crecimiento económico del país y el manejo de la deuda.

Los diputados Videl Llerenas, de Morena, y Herminio Corral, del grupo parlamentario del PAN, por ejemplo, cuestionaron el gasto de 321,000 millones de pesos más respecto al presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados en 2015 y 740,000 millones más a lo aprobado en 2016.

Meade afirmó que el ajuste del gasto se llevó conforme a los tres supuestos que marca la ley, es decir, con el uso de remanentes del Banco de México, en el marco de la puesta en marcha de la reforma energética y en una serie de ingresos con destino específico que se presupuestan en cero y que cuando se actualizan se autorizan como un ingreso excedente.

“En conjunto esos tres elementos explican al 100 por ciento la diferencia. Es natural que el gasto presupuestado y el gasto ejercido sean distintos. La ley lo contempla, la ley reconoce que durante el ejercicio se pueden materializar ingresos adicionales y la ley nos dice en qué podemos utilizar”, afirmó el titular de Hacienda.

Los diputados también apuntaron al “cuestionable crecimiento económico del país” mismo que no se reflejaba en el ingreso y calidad de las familias mexicanas.

Respecto al manejo de la deuda pública, señalada por aumentar de 36% a 50% del PIB de 2012 a la fecha, Meade Kuribreña, recordó que el nivel de la deuda no son objetivos para evaluar la política fiscal.

“Tenemos una deuda bien estructurada: el 23% de ella es externa, el 57% interna. Esto contrasta con lo que teníamos en el 94, en donde 63% era externa y 37% interna. Prácticamente toda nuestra deuda está a tasa fija, el 82% de la misma”, explicó el funcionario federal.

La comparecencia del titular de Hacienda de extendió por seis horas y 37 minutos.