La demanda argumenta que las compañías acordaron no robarse empleados entre sí, reduciendo artificialmente los salarios.

 

Reuters

Una demanda federal presentada esta semana acusa a Walt Disney , Sony Pictures y otras firmas líderes en efectos especiales y animación de conspirar para limitar los salarios en la industria a través de acuerdos de “no agresión”.

PUBLICIDAD

La demanda colectiva presentada en el tribunal de distrito de San José, California, también cita a DreamWorks Animation SKG Inc, Digital Domain 3.0 y a ImageMovers LLC como acusados.

La demanda argumenta que los acusados acordaron no robarse empleados entre sí, reduciendo artificialmente los salarios.

Disney había cerrado ya un acuerdo de 9 millones de dólares con los empleados asalariados en julio del 2013 dentro de una demanda popular más amplia sobre acuerdos de no agresión en la industria tecnológica californiana.

La nueva demanda menciona a empleados “técnicos, artísticos, creativos y/o de investigación y desarrollo” y no se restringe sólo a los trabajadores asalariados.

La demanda alega que la conspiración en la industria de la animación se remonta a 1986, cuando Lucasfilm y Pixar, que forman hoy parte de Disney, acordaron no seducir a empleados del otro y no sobrepasar las ofertas salariales del otro, según la demanda.

 

Siguientes artículos

Ventas de McDonald’s bajan 3.7% en agosto
Por

Se trata del quinto mes con resultados negativos para la cadena desde que Don Thompson asumió la presidencia en julio de...