Disney ya es dueño de Fox, sus sagas y series; todo esto se llevó el megaimperio

Disney tiene ahora los derechos de cientos de películas y series de televisión icónicas para la cultura pop.