EFE.- Los accidentes de embarcaciones en Florida aumentaron un 16% en 2020 y los expertos creen que, al igual que en los accidentes de automóviles, el uso de dispositivos móviles por parte de quien pilota la nave es una de las causas.

Un informe de la Comisión para la Conservación de la Vida Salvaje y la Pesca de Florida (FWC) cifró en 836 los accidentes de embarcaciones ocurridos en el estado en 2020, lo que significa 113 o un 16% más que en 2019.

Como resultado murieron 79 personas, 14 más que el año anterior.

Según el sargento Seth Wagner, de la sección de navegación de la FWC, la falta de atención o el descuido del piloto son la causa principal de los accidentes de embarcaciones.

Lee: Accidentes automovilísticos disminuyen 19% en marzo: SSC

“Muchos pilotos creen que están controlando lo que sucede a su alrededor pero no están reconociendo potenciales riesgos o están distraídas por tener la atención dividida debido a dispositivos electrónicos o lo que hacen las otras personas a bordo”, dijo Wagner.

De los 836 accidentes de embarcaciones de 2020, 402 fueron colisiones y en un 44% de los casos la razón fue la falta de atención o la incapacidad de controlar adecuadamente el entorno.

“Es importante que los navegantes tengan en cuenta que una embarcación debe ser manejada con la misma responsabilidad que un automóvil o un camion”, dijo Wagner.

En cuanto a las muertes de personas en los accidentes de botes, FWC señaló que desde 2003 la caída por la borda es la causa principal.

El 88% de las personas muertas en los accidentes de 2020 no llevaban chaleco salvavidas puesto. El mensaje de FWC es claro: “Los chalecos salvavidas salvan vidas”.

Sigue la información sobre el mundo en nuestra sección internacional

La semana pasada las autoridades detuvieron en Miami al piloto de una embarcación que días antes había huido tras embestir a una moto acuática y causar la muerte de su ocupante.

Según la Policía, Alcides Yagües, de 26 años, conductor de la moto acuática, murió a causa del impacto con la embarcación de 30 pies de eslora (9.14 metros) pilotada por Jorge Rodríguez del Rey, de 50 años. A bordo del barco había nueve personas.

Por su abundancia de costas, en la península de Florida abundan las embarcaciones de recreo y en 2020, año de la pandemia de Covid-19, muchas personas encontraron en la salida al mar una vía de escape.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Novavax estudia combinar vacunas contra Covid-19 y gripe
Por

La vacuna contra Covid-19 de Novavax mostró un 90% de efectividad; comenzará ensayos clínicos de su combinación con la d...