La Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas (Amexgas) pidió que se libere el precio del gas Licuado de Petróleo (LP) en noviembre de 2016.

“La industria está lista, el mercado también y si está funcionando bien, hago un llamado a las autoridades profundicen el sentido de la reforma energética y adelanten dicha liberación”, comentó el presidente de la asociación, Octavio Pérez Salazar en entrevista con Forbes México.

La petición se adelantaría solo dos meses, pues a partir de 1 de enero de 2017, la nueva legislación establecida por la reforma energética desaparece las atribuciones del gobierno para controlar el precio del gas LP vía decreto.

PUBLICIDAD

Lee también: El calendario pone a prueba la reforma energética

El comentario de Pérez Salazar llega después de que el gobierno decretara una disminución en el precio del gas LP de 10% el pasado 17 de agosto. Asimismo, manifestó dudas por el hecho de que fuera una reducción a través de un decreto y no por la competencia del mercado.

En ese sentido, el directivo dijo que hubiera preferido que las autoridades dieran más tiempo, —al menos un mes más— a la industria del gas licuado para que la competencia tuviera frutos y los precios bajaran por sí mismos, pues incluso, algunas empresas ya ofrecían descuentos.

“Estoy convencido de si le hubieran dado un mes más a la industria, hubiéramos podido bajar más de lo que bajó”, expresó el presidente de Amexgas.

 

Concentración regional, solo son casos aislados

Ante las declaraciones de la comisionada presidente de la Comisión Federal de Compentencia Económica (Cofece), Alejandra Palacios, sobre concentración regional en tres estados del país, Amexgas considera que es positivo que se involucre, pero los estudios que existen no son actuales.

La directiva señaló que entidades como Baja California Sur, Colima y Campeche tienen concentración regional en el mercado de gas LP, pero para Pérez Salazar son “casos muy puntuales”.

Baja california Sur es un caso emblemático para el directivo. Sus dos ciudades principales, La Paz y Los Cabos, tienen competencia entre dos grupos diferentes. En el resto de las ciudades la competencia es muy limitada, pues es el estado más despoblado de México.

“¿Qué empresa en el país va a poner instalaciones o infraestructura en un poblado de 4,000 habitantes en medio del desierto? Es muy relativo. En esos casos, normalmente, la competencia es muy limitada por razones geográficas y densidad poblacional que por otra cosa”.

Sobre la concentración de más de 80% del mercado en regiones como Colima y Campeche, Salazar reconoció que hay empresas que tenían una participación fuerte, pero no les han ganado el suficiente mercado para que se equilibre a los estándares de la Cofece.

Pero las ciudades de nuestro país tienen una competencia nutrida, según Amexgas. Tan solo la Ciudad de México tiene 40 empresas en el mercado de gas licuado de petróleo. Otros ejemplos son Guadalajara, Cd. Juárez, Tijuana, León, con empresas locales e internacionales.

Incluso refirió que, en entidades como Querétaro, San Luis Potosi y Puebla existe demasiada competencia y hay empresas que no son rentables o están “hipercompitiendo”.

Lee también: Cofece plantea el fin del precio único en gasolinas

“No tengo duda de que hay competencia efectiva y que la Cofece estará al pendiente”.

Sobre si hay posibilidad de que los jugadores del sector concierten precios o se pongan de acuerdo para subirlos, el presidente de Amexgas añadió que las empresas son muy cuidadosas, pues “estamos en tiempos en el que los mexicanos no toleran esa clase de práctica”, además, la entidad que preside Alejandra Palacios tiene las herramientas e incentivos necesarios para sancionar “duramente” a quien incumpla con la ley.

Sobre el estudio del Centro de Investigación para el Desarrollo AC (CIDAC) que señala que en 8 de cada 10 municipios de México, tres o cuatro distribuidores controlan el mercado, Pérez Salazar dice no entender los criterios, pues refiere que hay países donde la competencia ocurre entre el mismo número de competidores, y el mercado funciona.

“Desconozco cuántas empresas necesita CIDAC para que considere que hay competencia efectiva. Me comparo con la industria del gas natural: solo hay una empresa en cada región”.

Sobre las inversiones que pueden detonarse en el mercado de gas LP para 2017, el directivo comentó que si el proceso de la reforma energética se completa con éxito en enero, —incluida la liberación de precios— vendrán miles de millones de pesos al país, pero aún no pueden cuantificarlos porque “muchos participantes siguen a la expectativa”.

 

Siguientes artículos

barril-petróleo-coberturas
Precios del petróleo caen; se mantienen cerca de 50 dólares
Por

El barril de petróleo tipo Brent del Mar del Norte se cotizaba en 49.37 dólares, 59 centavos respecto a los 49.96 dólare...