La depreciación del tipo de cambio podría impactar a las cadenas departamentales, donde lideran Liverpool, El Palacio de Hierro y Sears, debido a que importan una parte considerable de la mercancía que ofertan, principalmente ropa y productos de tecnología.

El peso cerró la jornada del lunes con una depreciación de 7.6 centavos o 0.39%, ubicándose en 19.68 pesos por dólar, aunque la cotización interbancaria reportó niveles por encima de 20 pesos a lo largo del día.

“La compañía está expuesta a riesgos asociados a movimientos en el tipo de cambio del peso mexicano respecto del dólar estadounidense y del euro por las importaciones de mercancía que efectúa de Europa y Asia, principalmente”, se lee en el reporte anual de 2015 de Liverpool.

La adquisición de mercancía en monedas diferentes al peso mexicano representaba alrededor del 18% del total de las compras de la firma de logotipo rosa, según el informe.

Te puede interesar: El tipo de cambio se mantendrá bajo presión hasta noviembre

“Dentro de las principales monedas extranjeras a las que la compañía está expuesta se encuentran el dólar y euros, monedas en que incurren un porcentaje importante de sus inversiones en inventarios de mercancías”, se especifica en el reporte financiero de 2015 de El Palacio de Hierro.

De acuerdo con analistas, en agosto las cadenas departamentales afiliadas a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) reportaron una baja de 1.1% en sus ventas mismas tiendas, debido al aumento en los precios de los productos importados por la depreciación del peso.

Según estimados de Grupo Finaciero Ve por Más, Liverpool fue la emisora con un mayor decremento, de -0.9% en las ventas comparables, en tanto que Grupo Sanborns, que incluye Sears, habría caído apenas 0.4%.

Sin embargo, el impacto en el consumo en general es limitado, ya que los proveedores son a quienes se castiga en mayor medida, comentó José Antonio Cebeira, especialista de Grupo Financiero Actinver.

Mónica Díaz Loubet, analista de Grupo Financiero Ve por Más, señaló que la canasta de consumo en México está compuesta en mayor medida por bienes nacionales que por bienes extranjeros, con una proporción de 90% y 10% a favor de bienes locales.

Sin embargo, la depreciación cambiaria sí impacta en los rubros que tengan una relación directa con los bienes extranjeros.

“Donde se vería una mayor afectación es en el consumo discrecional, y en este sentido se podría estar observando cierta incidencia sobre la venta de las minoristas, que salieron un poco mal en agosto, pero hasta hace unos meses el consumo discrecional es el que había sostenido las ventas de las minoristas”, comentó.

Aunado al impacto por la fortaleza del dólar frente al peso, la desaceleración de las cadenas departamentales también proviene de una difícil base comparativa, al tiempo que la confianza del consumidor se ha deteriorado durante el año, agregó.

Al cierre de la sesión de este lunes, Liverpool disminuyó en 0.45% el precio de sus acciones a 199.93 pesos por título, mientras que Grupo Sanborns aumentó 0.83% a 21.89 pesos por papel.

 

Siguientes artículos

Guerra comercial de Trump provocará recesión en EU, advierten expertos
Por

Si Trump implementa sus propuestas para aumentar los aranceles fuertemente en México, industrias dependientes de las exp...