Seis de las principales compañías que cotizan en el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) sufrieron impactos en sus resultados del primer trimestre, golpeadas por un peso débil. Pero la historia fue distinta para Grupo Maseca y Grupo Bimbo. ¿Por qué?

 

La fuerte depreciación del tipo de cambio en el último año ya tiene a sus primeros damnificados: varias empresas mexicanas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) fueron golpeadas en sus resultados del primer trimestre.

Kimberly-Clark México, Mexichem, América Móvil, Alfa, Cemex y Vitro reportaron pérdidas cambiarias al cierre del primer trimestre por mayores costos de los insumos importados, que se pagan en dólares.

PUBLICIDAD

Aunque la debilidad del peso frente al dólar afectó los resultados de varias empresas que componen el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en el primer trimestre, Bimbo y Gruma se beneficiaron de un peso débil para aumentar sus ingresos.

Desde que crecieron las expectativas por un alza de tasas en Estados Unidos, el peso perdió casi 3% del 1 de enero al 31 de marzo de este año, mientras que en los últimos 12 meses la moneda mexicana ha perdido casi 17%.

Las compañías mexicanas perdieron el primer round, pero los datos débiles de la economía estadounidense, que pueden atrasar el alza de tasas, permitirían a los corporativos levantarse en lo que resta del año.

 

Las que perdieron

Éstas son las empresas mexicanas que perdieron por la fortaleza del dólar, ya sea por importaciones, ventas o deuda:

Kimberly-Clark México. Las ganancias de la compañía mexicana se vieron afectadas en el primer trimestre del año por un tipo de cambio más débil y por mayores costos en insumos.

“La utilidad bruta aumentó 5.8% en el trimestre, en tanto que el margen se contrajo 40 puntos base, a 38.1%. Esto obedeció al impacto de la fuerte depreciación del peso, casi 13% año contra año, y al incremento en los precios de fibras para reciclar”, explicó la empresa en su reporte.

Mexichem. La compañía de petroquímica tuvo ventas por 1,442 millones de dólares, 9% más que en el mismo periodo del año pasado, pero las ventas habrían crecido 19% de no ser por las fluctuaciones cambiarias.

Alfa. El conglomerado mexicano reportó pérdidas por 1,870 millones de pesos (mdp) debido, en parte, a pérdidas cambiarias en deuda en moneda extranjera.

América Móvil. La compañía de Carlos Slim reportó una caída de 41% en sus utilidades hasta 8,227 mdp, debido a pérdidas cambiarias en otras monedas, como el real brasileño frente al dólar.

Lala. La compañía reportó ventas y ganancias de 11,630 mdp y 943 mdp, respectivamente, pero tuvo pérdidas cambiarias por 13 mdp por costo de insumos, cuando en el mismo trimestre del año pasado tuvo una ganancias de 1.9 mdp.

Vitro. Reportó ventas por 409 millones de dólares (mdd) en el primer trimestre, sólo 0.2% más que en el mismo periodo del año anterior. Las fluctuaciones cambiarias causaron una pérdida de 518 millones de pesos (mdp) para la compañía.

 

Las que ganaron el round

Grupo Maseca (Gruma), productor de harina de maíz, tortillas y derivados, reportó ventas netas por 13,522 millones de pesos (mdp) en el primer trimestre, 12% más que en el mismo periodo de 2014. Esto se debió principalmente al efecto favorable de la depreciación del peso, que benefició las ventas en EU.

Por otra parte, el volumen de ventas subió 4%, a 926,000 toneladas, dijo en su reporte del primer trimestre, publicado el pasado 22 de abril.

Mientras, Bimbo vio crecer sus ventas netas 20%, hasta 49,843 mdp. Las de Estados Unidos y Canadá subieron 35.4%; de ese porcentaje, el 13.9% corresponde al tipo de cambio favorable.

Al 31 de marzo, el tipo de cambio cerró en 15.26 pesos por dólar, 16.9% más que en el mismo día de 2014.

 

¿El dólar dará un respiro?

El peso comenzó a depreciarse frente al dólar cuando crecieron las expectativas de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos subiría las tasas en junio de este año, pero los últimos datos económicos hacen pensar que el alza de tipos se demorará más.

El Producto Interno Bruto (PIB) de EU creció sólo 0.2% en el primer trimestre de 2015, según reportó el Departamento de Comercio el pasado 29 de abril. En tanto, el Departamento del Trabajo de EU reportó que las nóminas no agrícolas aumentaron a 126,000 en marzo, cifra que representó el menor nivel desde diciembre de 2013.

Por lo pronto, el peso podría recuperar terreno a final del año, considera Alberto Bernal, jefe de investigación de Bulltick.

“El movimiento de 13 a 15 pesos ya descontó mucho de lo que podría llegar a hacer la Fed en los próximos trimestres. Esta opinión se basa en nuestra expectativa de que el petróleo va a recuperar bastante terreno de hoy a final de año, y en nuestra visión de que la inflación de EU va a continuar sorprendiendo a la baja, lo que implica que la Fed se vea obligada a demorar el inicio del proceso de normalización monetaria”, explica.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, indica en un análisis que la volatilidad en el tipo de cambio se moderó en abril, pues el peso cerró con una depreciación de 0.53% u 8.2 centavos, cotizando en alrededor de 15.34 pesos por dólar.

La perspectiva de corto plazo de Siller es cautelosa, por lo que las empresas que cotizan en la BMV no deben bajar la guardia en los próximos trimestres frente a más golpes de un dólar fuerte. “La desaceleración económica de Estados Unidos ha modificado la percepción del mercado, que ahora espera un primer incremento a la tasa de fondos federales entre septiembre y diciembre de este año, aunque junio no ha quedado descartado.”

 

Siguientes artículos

5 retos para los líderes del siglo XXI
Por

Los líderes deben vivir en el presente, pero pensar y anticipar a mediano y largo plazos. El líder debe ser un agente de...