Reuters.- El dólar se mantenía este lunes cerca de un máximo de dos semanas, dejando de lado preocupaciones sobre el debilitamiento del crecimiento mundial y datos que mostraron que la economía de China se desaceleró considerablemente en 2018.

Más avanzado el 2019, la debilidad del dólar es una opinión de consenso entre operadores del mercado de divisas. La apuesta consiste en que el banco central de Estados Unidos dejaría de subir las tasas de interés y la economía se desaceleraría tras un impulso fiscal el año pasado.

Pero el dólar ha disfrutado de su primera ganancia semanal desde mediados de diciembre, impulsado por la esperanza de un deshielo en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y cifras de producción industrial de Estados Unidos más fuertes a lo esperado.

El índice dólar, que mide la fortaleza de la divisa frente a un grupo de seis monedas de referencia, se mantenía estable el lunes en 96.388 tras haber subido a 96.394 el viernes, su mayor nivel desde el 4 de enero.

«El dólar estadounidense se está beneficiando de su papel como una moneda de refugio seguro», dijo Esther Maria Reichelt, estratega cambiaria de Commerzbank en Fráncfort.

La tensión comercial entre Estados Unidos y China ha ejercido presión sobre la economía china, ya que los últimos datos muestran que la segunda economía más grande del mundo se desaceleró aún más en el último trimestre de 2018. Los mercados parecieron tomar el resultado, en gran medida en línea con las expectativas, a su favor.

El euro subía un 0.2% a 1.1376 dólares pero se mantenía cerca del mínimo de dos semanas de 1.1353 dólares que tocó el viernes.

Los mercados financieros de Estados Unidos estaban cerrados el lunes por el Día de Martin Luther King Jr.

Te puede interesar:

5 puntos para estar pendientes este lunes en Wall Street

 

Siguientes artículos

5 puntos para estar pendientes este lunes en Wall Street
Por

Las acciones mundiales se han movido de forma dispar, pues los inversionistas reaccionaron a los datos que indicaban que...