Reuters.- El dólar cotizaba este miércoles con una modesta apreciación antes de una esperada alza de tasas de interés de la Reserva Federal, mientras los inversionistas aún se mostraban preocupados por la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

Está previsto que la Fed eleve las tasas de interés por octava vez desde fines de 2015. Los inversionistas también estiman que el banco central estadounidense aplicará otro ajuste monetario a fin de año, pero el panorama para 2019 está menos claro.

La atención de los mercados se centrará en el panorama sobre la futura política de la Fed y en cualquier comentario en torno a la guerra comercial que involucra a Estados Unidos y sus principales aliados globales.

“Prevemos que (la Fed) indicará que las futuras alzas (de tasas) están justificadas y que admitirá más explícitamente los riesgos bajistas asociados con el comercio y las condiciones financieras internacionales”, afirmó Hans Redeker, jefe global de estrategias cambiarias de Morgan Stanley en Londres.

PUBLICIDAD

Redeker agregó que la reunión de la Fed podría impulsar temporalmente al dólar, pero añadió que es poco probable que la tendencia alcista se sostenga en el largo plazo.

Te puede interesar: Peso pierde antes del anuncio de la Fed y por desacuerdos en el TLCAN

Los mercados globales han estado agitados en las últimas semanas debido a una disputa comercial entre las dos economías más grandes del mundo, lo que ha aumentado la incertidumbre sobre el panorama para el crecimiento global.

El miércoles, China dijo que reducirá los aranceles de importaciones para algunos productos, incluyendo maquinaria y equipamiento eléctrico, mientras el país advierte una escalada de la guerra comercial con Estados Unidos.

Después de ese anuncio, el índice dólar, que mide al billete verde frente a una cesta de monedas, se apreció un 0.2% para operar a 94.283, pero permanecía cerca del mínimo de dos meses y medio de 93.814 que tocó el viernes.

El dólar inició el año con un marcado declive, pero un panorama restrictivo en los costos de endeudamiento y la guerra aranceleria entre China y Estados Unidos lo convirtieron en un refugio para los inversionistas.

No obstante, en las últimas semanas el dólar ha perdido terreno porque otras economías, como la zona euro, están arrojando mejorías que les permitirían normalizar sus políticas monetarias.

A las 1215 GMT, el índice dólar se apreciaba un 0.19%, a 94.316 unidades, mientras que el euro bajaba un 0.32%, a 1.1734 dólares. El lunes, la moneda europea tocó máximos de tres meses y medio después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, manifestó confianza en la inflación y el crecimiento de los salarios de la zona euro.

 

Siguientes artículos

Peso pierde antes del anuncio de la Fed y por desacuerdos en el TLCAN
Por

Los mercados financieros estarán pendientes de cualquier señal que invite al banco central estadounidense a aumentar el...