La inflación en México cerrará este año “ligeramente” por encima de 3%, y entre los riesgos que enfrentaría en 2017 se encuentran el tipo de cambio y la liberalización de los precios de la gasolina, de acuerdo con la minuta de la junta de gobierno del Banco de México (Banxico).

Aunque la mayoría de los miembros espera que los efectos sean transitorios, pues su pronóstico inflacionario hacia el final de 2018 es de tres puntos porcentuales. El último dato del Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) fue de 3.48% en la primera quincena de diciembre, por encima del objetivo de Banxico.

En cuanto al tipo de cambio, el peso se ha depreciado más de 50% frente al dólar durante la administración de Enrique Peña Nieto. La caída de la moneda se intensificó en noviembre 2016. cuando la divisa mexicana cruzó la barrera psicológica de 20 pesos por cada billete verde tras  la victoria presidencial del republicano Donald Trump.

La institución gobernada por Agustín Carstens dijo que la economía mexicana desacelerará en el último trimestre de 2016.

PUBLICIDAD

“Si bien la información relativa al cuarto trimestre es aún limitada, esta apunta a un menor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en ese periodo, en relación a lo observado en el periodo julio-septiembre”, detalló el banco central mexicano en su minuta de política monetaria.

Te interesa leer: Banxico noquea (temporalmente) al dólar

La economía de México creció apenas 1% durante el periodo de julio-septiembre de este año en comparación con el mismo ciclo de 2015, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

A pesar de la desaceleración, Banxico reconoció que México mostró mejoría en el tercer trimestre apoyado por las exportaciones manufactureras hacia Estados Unidos. Otro factor que impulsó a nuestra economía fue el consumo privado, que repuntó 3.6% anual en septiembre.

En cuanto al mercado laboral, en el periodo julio–octubre la tasa de desocupación nacional y la urbana continuaron disminuyendo y se ubican en niveles inferiores a los registrados antes de la crisis financiera global.

Insiste en reducción de deuda

Banxico reiteró que el gobierno mexicano, encabezado por Enrique Peña Nieto, debe cuidar su nivel de deuda pública y reducirlo.

“Es relevante que se persevere en los esfuerzos de consolidación fiscal, en particular reduciendo el cociente de deuda pública a PIB”.

La deuda de México ha aumentado casi 50% como proporción del PIB, lo que ha obligado a calificadoras como Moody’s a poner la calificación crediticia de nuestro país con perspectiva negativa.

Por otra parte, la entidad central dijo que su política monetaria contemplará ajustes al ritmo que sea oportuno.

En noviembre de 2016, Banxico elevó su tasa de interés en 50 puntos base para dejarla en 5.25%, un nivel no visto desde la crisis financiera de 2009 y el cuarto movimiento del año.

 

 

 

Siguientes artículos

Pensionados de Luz y Fuerza reciben casi un millón de pesos al año
Por

Los jubilados de Luz y Fuerza reciben pensiones anuales promedio por 970,844 pesos, mientras que los pensionados del IMS...