Tras su victoria anoche en las elecciones primarias en Arizona, el multimillonario Donald Trump ya lleva ganados 739 votos de delegados en su carrera por la candidatura por el Partido Republicano para presidente de Estados Unidos.

A falta de celebrarse elecciones primarias en 17 estados, el magnate de los bienes raíces está a solo 498 votos de los 1,237 necesarios para obtener la nominación.

PUBLICIDAD

Trump venció el martes en las primarias de Arizona, pero su rival Ted Cruz ganó en Utah, lo que mantiene las esperanzas de los líderes del partido que se oponen al multimillonario.

En el lado demócrata, la favorita Hillary Clinton aumentó su ventaja al imponerse ante Bernie Sanders en Arizona. Sanders, sin embargo, ganó las votaciones en Utah y en Idaho, lo que refuerza el argumento de que todavía tiene una oportunidad.

Cruz lleva 465 votos de delegados, 274 menos que Trump.

Las batallas de nominación en Arizona y Utah, además de la contienda demócrata en Idaho, fueron eclipsadas ​​por los ataques en Bruselas que dejaron al menos 30 muertos, y plantearon inquietudes sobre la seguridad entre los votantes estadounidenses.

Trump se impuso en Arizona con un discurso anti inmigración de línea dura que le permitió derrotar fácilmente a Cruz, un senador por Texas, y el gobernador de Ohio, John Kasich.

Trump tuvo el respaldo en Arizona del alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, uno de los impulsores más destacados de una ofensiva contra los inmigrantes ilegales.

La victoria de Trump en Arizona, con la que ganó los 58 delegados correspondientes a ese estado, fortaleció el argumento de que finalmente va a ganar la nominación presidencial republicana y que el partido debe unirse en torno a él.

“Una victoria mucho más grande que lo previsto en Arizona. Gracias, nunca lo olvidaré!”, escribió Trump en la red de micromensajería Twitter. “Esperamos que el Partido Republicano pueda unirse y tener una gran VICTORIA en noviembre, allanando el camino para muchos grandes jueces de la Corte Suprema”, agregó.

 

Ted Cruz sigue en la pelea

Cruz, sin embargo, ganó en las primarias de Utah, lo que mantiene la esperanza de los republicanos que temen que las propuestas de Trump de deportar a 11 millones de inmigrantes ilegales y construir un muro en la frontera de Estados Unidos con México garanticen una victoria demócrata en las elecciones del 8 de noviembre.

Cruz parecía encaminado a ganar los 40 delegados republicanos de Utah. Ya que los 40 delegados del estado se otorgan proporcionalmente a la votación popular, él necesita conquistar al menos el 50 por ciento de los votos para obtener todos los delegados.

 

Los estados que quedan

Aún quedan 17 estados de la Unión Americana por los que Trump y Cruz deberán pelear los votos en las elecciones primarias. Los siguientes son Wisconsin, el 5 de abril, que cuenta con 42 votos; y Nueva York, un estado clave que vale 95 votos para los aspirantes, el 19 de abril.

El 26 de abril será otro ‘Súper martes’ para los aspirantes a la presidencia, pues se celebrarán elecciones primarias en Connecticut, Delaware, Maryland, Pensilvania y Rhode Island.

En mayo se celebrarán elecciones en Indiana el día 3, Nebraska y Virginia del Oeste el día 10, Oregon el 17 de mayo y Washington el 24.

El 7 de junio será la recta final para obtener la candidatura a la presidencia en el Partido Republicano, pues se pelearán los votos en California, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México y Dakota del Sur. California es un estado clave en todo el proceso, pues cuenta con 172 delegados que pueden asegurar la nominación para ser cuadragésimo quinto presidente de Estados Unidos.

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

Obama busca mejorar relación con Argentina
Por

El presidente Obama mantuvo por años una tensa relación con la expresidenta argentina, Cristina Fernández.