El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desayunará el martes con los principales directivos de las automotrices General Motors (GM), Ford y Fiat Chrysler (FCA), anunció la Casa Blanca.

Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca, afirmó este lunes que el mandatario tendrá un desayuno de trabajo con representantes del sector del automóvil, entre ellos los responsables de los tres grandes de Detroit, a los que ha amenazado con aranceles aduaneros más grandes por producir vehículos en México.

“El presidente tendrá un desayuno mañana con el sector del automóvil, incluidos los responsables de GM, Chrysler y Ford”, señaló Spicer en conferencia de prensa.

Y agregó: “(Trump) quiere escuchar sus ideas sobre cómo podemos trabajar juntos para traer más empleos a este sector en particular”.

PUBLICIDAD

Te interesa leer: ¡Adiós al TPP! Trump firma orden para retirar a EU del pacto

Tras su victoria en la elección presidencial, el republicano ha presionado a las empresas estadounidenses a regresar inversiones y empleos a EU, y una de esas compañías fue Ford, con quien tuvo algunos desencuentros durante su campaña electoral por sus planes de llevar su producción a suelo mexicano en 2018.

Trump amenazó a Ford con aranceles aduaneros del 35% si seguía fabricando sus autos en México; sin embargo, la relación con el fabricante mejoró cuando la compañía anunció la cancelación de una planta de montaje en México, inversión valorada en 1,600 millones de dólares.

La inversión de la compañía estaba proyectada para una nueva planta de montaje de vehículos en el estado mexicano de San Luis Potosí. La empresa también señaló que invertirá 700 millones de dólares durante los próximos cuatro años en la fábrica estadounidense de Flat Rock (Michigan), para crear una planta que producirá vehículos eléctricos de alta tecnología y autónomos, además del Ford Mustang y Lincoln Continental.

Luego que en las últimas semanas los principales fabricantes de autos anunciaron una oleada de inversiones en EU, el mandatario le ha bajado el tono a sus advertencias, también dirigidas a las firmas General Motors (GM) y Toyota.

En su cuenta de Twitter, Trump señaló que “las compañías de automóviles y otras, si quieren hacer negocios en este país tiene que empezar a hacer cosas aquí de nuevo. ¡VICTORIA!”.

Este lunes, el presidente de Ford, Mark Fields, fue uno de los ejecutivos invitados a la reunión que el presidente estadounidense mantuvo en el salón Roosevelt de la Casa Blanca con ejecutivos de algunas de las principales compañías del país.

Además de Fields, a la reunión también asistió el fundador y presidente del fabricante de automóviles eléctricos de lujo Tesla, Elon Musk.

 

Siguientes artículos

EPN llama a EU a colaborar para promover el desarrollo de Centroamérica
Por

El presidente Peña Nieto delineó los principios y objetivos de la negociación con el gobierno de Estados Unidos.