Por Kitty Knowles

Una de cada cien mujeres en Europa desarrollará cáncer de cuello uterino.

Con una detección temprana, esto se puede tratar. Sin diagnosticar, se disemina a otras partes del cuerpo, lo que finalmente lleva a la muerte.

Sin embargo, las pruebas de detección del cáncer cervicouterino que salvan vidas hoy están en su punto más bajo, y muchas mujeres omiten los llamados “Papanicolaous” para evitar posibles molestias con sus médicos.

PUBLICIDAD

La cofundadora de Syrona Women, Anya Roy, fue diagnosticada con cáncer de ovario cuando tenía poco más de veinte años.

“Todo lo que puedo recordar es que no sentí nada y una vez que procesé las noticias, fue como si mi mundo se cayera a pedazos”, le dice a Forbes.

“Estoy segura de que la detección temprana me salvó la vida”.

Ahora, junto a la cofundadora Chantelle Bell, está preparando una prueba que permite a las mujeres detectar el cáncer con facilidad en sus hogar.

“Estamos buscando empoderar a las mujeres, crear un paradigma donde las mujeres puedan controlar su propia salud”, dice Bell.

Una prueba casera

Roy y Bell, que se conocieron en la Universidad de Cambridge, dicen que su kit personal de diagnóstico, Syrona, puede usarse para identificar ETS, endometriosis y cánceres de cuello uterino.

“Existe una gran necesidad de hacer que las mujeres sean diagnosticadas más rápido”.

Bell espera que la prueba, que es comparable en tamaño y apariencia a una prueba de embarazo, se reduzca a alrededor de 12 libras (un precio que, según ella, más del 65% de las mujeres están dispuestas a pagar).

El dispositivo funciona como una prueba de diagnóstico simple, que reacciona cuando entra en contacto con una muestra ‘natural y no invasiva’.

(Aunque Bell aún no pudo confirmar detalles, eso podría significar tomar muestras de líquidos como orina, flora vaginal o sangre menstrual).

Las empresarias también están creando un elemento digital en el dispositivo, de modo que en lugar de revelar un diagnóstico directo de sí / no, puede referir a un usuario a un médico si se detectan síntomas.

“No todas quieren saber que podrían tener cáncer desde su casa ”, señala Bell.

Construyendo el negocio

Hasta la fecha, Bell y Roy han iniciado Syrona Women con inversión ángel, pero las fundadoras están ahora en medio de su primera ronda de financiamiento (recaudando alrededor de 250,000 libras).

El joven negocio también se ha involucrado en algunos de los mejores programas de emprendimiento como The Cambridge Judge Business School, [email protected] y Accelerace.

El siguiente paso del dúo será invitar a un amplio grupo de mujeres para que prueben el prototipo Syrona, con una campaña de crowdfunding adicional de Indiegogo antes del lanzamiento del producto planificado para 2020.

Esto, dice Bell, haría posible que los dispositivos Syrona sean abastecidos por supermercados británicos como Tescos y Sainsburys, farmacias como Boots y Superdrug, y en línea con Amazon.

Más allá de las ventas comerciales, Syron también tiene la posibilidad de asociarse con
programas de salud para la mujer, y en una etapa posterior, con el Servicio Nacional de Salud (NHS) de Gran Bretaña.

Las fundadoras esperan que eventualmente Syrona crezca para abordar otros problemas de salud de la mujer, como la menopausia.

“Queremos ayudar a todas las mujeres a entender mejor sus cuerpos, ese es nuestro objetivo principal”, dice Bell.

Una meta digna, que podría ayudar a millones de mujeres a llevar vidas más saludables.

 

Siguientes artículos

Esta emprendedora empodera a las mujeres un ‘viaje de taxi’ a la vez
Por

En Argentina el 99% de los casos de agresión sexual son perpetados por taxistas. RussellCar, es una iniciativa de mujere...