Por Haris Anwar | Investing.com

La inversión en acciones siempre ha sido arriesgada. Comprar bonos del Estado como refugio seguro, o acumular dinero en cuentas de ahorro de bajo costo es la apuesta más segura. Después de todo, los inversionistas en acciones se exponen a una serie de riesgos, el mayor de los cuales es la recesión y la subida de la inflación.

La semana pasada teníamos un ejemplo de lo violentamente que puede reaccionar la bolsa cuando el riesgo de inflación impulsa las preocupaciones en torno a que la Reserva Federal subirá los tipos de interés más rápido pues trata de enfriar el recalentamiento de la economía. Dicho esto, si usted quiere entrar en el mercado a largo plazo, es imposible evitar el riesgo completamente.

Sin embargo, se puede minimizar. La mejor manera es diversificar su cartera añadiendo empresas con coeficiente beta inferior, lo que significa que sus acciones son menos volátiles que el mercado de valores en general. Estas acciones descenderán igualmente durante una recesión brusca del mercado, aunque su caída será menos brusca que en el caso de empresas de alto crecimiento. Las acciones también repuntarán rápidamente cuando se produzca una corrección del mercado.

PUBLICIDAD

Walmart Inc (NYSE:WMT) y AT&T Inc (NYSE:T) son dos empresas de dividendo que pueden ayudar a proteger su cartera ante una caída prolongada del mercado o incluso una recesión económica.

1. Walmart Inc.

Una manera de posicionar su cartera para optimizar su rendimiento durante momentos de crisis en el mercado es incluir aquellas empresas que producen o venden productos y servicios que son cruciales para nuestra vida cotidiana. El gigante de las ventas minoristas se ajusta muy bien a este perfil. La lógica: en tiempos de recesión económica, puede que recorte su presupuesto para cenas lujosas, pero hay pocas probabilidades de que escatime en la compra de productos de alimentación básica.

Esta protección intrínseca hace de las acciones de la mayor tienda física de alimentación del mundo, Walmart Inc. (NYSE:WMT), una gran opción e prueba de recesión. Con un coeficiente beta de sólo 0.26 (las acciones más arriesgadas lo tienen más alto, cerca de o por encima de 1), las acciones de Walmart son unas de las más seguras de entre las empresas de alta capitalización.

Walmart Monthly Chart: 2012-2018

Walmart cotiza actualmente en 94.81 dólares. Fundamentalmente, éste no es mal momento para comprar acciones de Walmart ya que el plan de la empresa para atraer a más clientes online ante la creciente amenaza de la competencia de Amazon (NASDAQ:AMZN) está funcionando.

El creciente éxito de su modelo híbrido de ventas minoristas —en el que su enorme presencia física y online se unen para crear una experiencia superior de compra para los clientes— se ha hecho evidente en los resultados del segundo trimestre cuando las ventas en tiendas comparables de Estados Unidos aumentaron un 4.5%, su mayor expansión en más de una década y más del doble de lo que indicaban las previsiones.

El sólido dividendo de Walmart es un beneficio añadido. Convierte a la empresa en una buena opción de compra en cuanto al mercado de comercio físico. La empresa tiene una trayectoria impresionante de retorno de efectivo a sus inversionistas.

A principios de este año, Walmart anunció una subida del 2% en su retribución de dividendo hasta 2.08 por acción anuales, y un rendimiento del 2.21%. Con esta subida, Walmart ha visto aumentar sus ganancias todos los años durante los últimos 45 años. Un aumento periódico del pago proporciona una buena cobertura y protege el valor de su inversión de la erosión de las presiones inflacionarias.

 

2. AT&T

Las empresas públicas de telecomunicaciones, energía y gas están quizás entre los segmentos más aburridos del mercado, con poco potencial de subida. Pero en tiempos difíciles, éstas son las acciones en las que se puede confiar para un flujo de ingresos regulares.

La razón es simple: estas empresas son vacas lecheras muy fiables. Sea cual sea la situación económica, los clientes tienen que pagar las facturas mensuales y la mayor parte de ese dinero se distribuye por parte de la empresa a los accionistas. Esa estabilidad es el factor clave que hace que estas empresas supongan menos riesgo en comparación con el mercado en general.

AT&T es una opción excelente en este sentido. Ha generado 162,000 millones de dólares en ventas el año pasado. Con un coeficiente beta de 0.34, cuenta con una tremenda competitividad cada vez mayor tras su fusión con Time Warner (NYSE:TWX), que aporta fuentes de contenido, incluyendo la CNN, la HBO y la Warner Brothers, a su cartera.

AT&T Monthly Chart: 2012-2018

Creemos que también es el momento adecuado para comprar acciones de AT&T, pues sus valoraciones están cerca de mínimos históricos. Con una relación precio-beneficio de 12 meses de 6.3, las acciones en 32.25 dólares son baratas. La jugosa rentabilidad por dividendo del 6.27% de AT&T —una de las mayores tasas de retorno del sector tecnológico y de las telecomunicaciones— es otra de las razones para comprar acciones de esta empresa. La empresa tiene un historial de 34 años de crecimiento de los pagos anuales, lo que implica un bajo riesgo de una sorpresa negativa.

En conclusión

La compra de acciones de bajo coeficiente beta es una estrategia ganadora para proteger su inversión frente a las oscilaciones salvajes de los precios y los mercados bajistas. Walmart y AT&T encajan muy bien en esta estrategia. En ambos casos conservará su inversión y ganará cada vez más dinero.

Te puede interesar:

Cinco puntos a seguir este lunes en Wall Street

 

Siguientes artículos

Peso gana tras difusión de dato débil sobre ventas minoristas en EU
Por

El tipo de cambio del peso con respecto al dólar se verá impactado esta semana por la publicación de las minutas de la F...