México es el tercer país en que la marca inglesa de botas tiene una representación. En lo que va del año, la oficina local ha facturado 10,000 pares y espera cerrar su primer año con 100,000 pares de botas punk vendidos.

 

 

 

Tener unas botas Dr. Martens implicaba una de dos odiseas: encargarlas o traerlas de Estados Unidos,  o buscarlas en el mercado de El Chopo. Este calzado se ha convertido en un estandarte de la escena musical punk.

Desarrolladas por el doctor alemán Klaus Martens tras la Segunda Guerra Mundial, las botas con amortiguación de aire (Bouncing Soles) han sido usadas por histriones británicos del punk y rock como los integrantes de Sex Pistols o The Clash; incluso fueron adoptadas también por figuras de la escena grunge como Kurt Cobain y Eddie Vedder.

Pese a la larga historia, 2014 es el año en que inicia la aventura de Dr. Martens en México.

“Tener esta oficina implicó un proyecto de dos años, reuniones con la gente en Londres. México luce como uno de los mercados más atractivos a nivel mundial por ser punta de lanza para la plataforma de América Latina; de ahí que es el tercer país en el que hay una oficina de Dr. Martens, después de Inglaterra y Estados Unidos”, dice Juan Carlos Gómez, marketing director de Dr. Martens México, en entrevista con Forbes.

La primera tienda de Dr. Martens en México se inauguró el 18 de junio, en la colonia Roma. Como parte del plan de expansión a 18 meses, se visualizan dos tiendas más en la zona centro y sur del Distrito Federal.

“La tienda tiene un formato insignia, con los mismos estándares que las tiendas de Londres o de Estados Unidos. El interior de la tienda en México será muy similar a la ubicada en Phoenix, pues los muebles y la decoración es llevada a cada tienda directamente desde Londres”, explica.

La tienda el la calle de Colima tiene una oferta de 700 modelos disponibles, incluyendo ediciones especiales y la línea Vegan. Para Juan Carlos Gómez, la llegada de las botas inglesas ha representado una conquista indiscutible, pues en lo que va del año han facturado 10,000 pares de botas y la marca espera cerrar sus primeros 12 meses en el país con 100,000 pares vendidos.

 

Ediciones especiales para México

A medida que los costos de producción se tornaron más competitivos en otros mercados, la producción de las botas Dr. Martens pasó de Inglaterra a otros países en Asia, principalmente China y Tailandia.

Actualmente, sólo 10% de la producción se realiza en Inglaterra; en su mayoría se trata de ediciones especiales.

“Lo que debe quedar claro es que sin importar dónde se produzcan, las botas cuentan con un muy alto estándar de calidad. Hay una parte de la producción que se concentra por tradición en Inglaterra, pero en su mayoría se trata de las ediciones especiales, que se hacen en colaboración con artistas”, dice Juan Carlos Gómez.

Al respecto, el directivo adelanta que ya se trabaja en el proyecto de ediciones especiales para México, que podrían estar disponibles en septiembre.

Como parte de los planes a futuro, se prevé que entre 2015 y 2016 la marca pueda abrir tiendas en Guadalajara, Puebla, Pachuca y León. Asimismo se plantea la llegada a otros mercados en América Latina, como Chile y Argentina.

“Nuestros estudios de mercado son peculiares. No sólo examinamos que se trate de un mercado con potencial económico y poder adquisitivo; necesitamos que haya una cultura musical sólida, que permita que crezca el consumo. De ahí que se esté volteando a ver a Argentina, por ejemplo.”

 

Siguientes artículos

Puros, el dinero de humo en Nicaragua
Por

El nuevo aliento de la industria de puros ha hecho que el sector represente 28% del total de las exportaciones de Nicara...