El director de la exitosa franquicias brasileña le cuenta a Forbes México sus planes de inversión en nuestro país por 24.4 mdd y los retos que asume.

 

David Pinto pudo haber creído que lograr el sí de su prometida era la tarea más compleja en el camino hacia su vida como casado. Pero nunca le pasó por la cabeza al joven brasileño de 26 años que una tarea que parecía sencilla, sería todo lo contrario: la remodelación de la casa que habitaría con su esposa requería de profesionales que no eran fáciles de ubicar en su país natal.

Después de buscar por varios días una opción para satisfacer la necesidad de acondicionar su hogar, Pinto descubrió, en 2011, una idea de negocio que al pasar de sus primeros años se materializó en la empresa Dr. Solución, franquicia que ofrece servicios de remodelación para hogares y oficinas.

Hoy, la compañía de Pinto goza de buena salud en el mercado latinoamericano: en menos de 3 años ha logrado la comercialización de más de 810 franquicias, con ventas anuales por 100 millones de dólares (mdd).

“Queremos ser el gran negocio de las reparaciones y remodelaciones en México y Latinoamérica, asegura en entrevista con Forbes México Santiago Vargas, director general de Dr. Solución

Después de haber logrado abrir operaciones en Colombia hace 6 meses y haber vendido 110 franquicias en el arranque del negocio, la empresa llega a México, en donde proyecta abrir 600 franquicias en territorio nacional en un plazo de 5 años, proceso en el que calcula una inversión de 24.4 mdd.

Forbes Brasil colocó a David Pinto dentro de su lista de los jóvenes menores de 30 años que se colocan como promesas en los negocios, pero la llegada de su emprendimiento a México pone a prueba su éxito futuro: la informalidad en el sector se configura como su principal competidor.

 

Combinación exitosa

David Pinto supo que su negocio había dado justo en el clavo desde el primer año de operación de su compañía. En 2011, Dr. Solución sorprendió al mercado de las franquicias al convertirse en la de más rápido crecimiento dentro de Brasil.

Dos años después, Santiago Vargas, otro joven emprendedor, se acercó a conocer el modelo de negocio que había desarrollado Pinto, y después de conversar con él logró convencerlo de llevar el negocio a un proceso de expansión.

Con el mapa sobre la mesa, los dos señalaron a Colombia como su primer punto para iniciar la aventura de abrir más sucursales del negocio que ofrece servicios de albañilería, plomería, pintura y electricidad.

La experiencia en el sector de las franquicias del ahora presidente en  la región de Dr. Solución lo llevaron a hacer prosperar el negocio y mirar nuevos mercados para crecer el concepto, momento en el que Santiago Vargas se une al proyecto empresarial: “se me hizo súper interesante el proyecto y como consultor en comunicación los empiezo a apoyar, y en las discusiones sobre la dirección de la marca apareció México”.

“En México no existe una marca reconocida de remodelación y reparación, mientras que en Brasil nuestra marca ya es reconocida en el mercado carioca”, dice Vargas.

A inicios de este mes, los directivos de la empresa hicieron la presentación del proyecto, y durante la Feria de Franquicias lograron colocar las primeras 14 de las 110 que esperan vender al año.

El crecimiento de la población joven y del poder adquisitivo de la clase media hace que la estrategia se enfoque a llegar primero a la Ciudad de México, en donde la brújula de los jóvenes empresarios apunta a colonias como Polanco, Coyoacán y Narvarte.

A nivel de reparaciones, Vargas considera que el ticket promedio ronda entre los 1,500 y 2,000 pesos en reparaciones básicas, aunque puede elevarse hasta 10,000 pesos, de acuerdo al tipo de reparación.

Pero los retos no son menores. “El principal es la informalidad en el mercado mexicano, ya que hay mucha desorganización entre los profesionales de la remodelación ante la falta de procesos sistematizados, marcas y comunicación”, dice el director general de Dr. Solución.

 

Profesionalizar al sector

Santiago Vargas no se espanta por el tamaño de los retos que pueden rodear la nueva operación, pues sabe que las alianzas con organizaciones y empresas locales pueden fortalecer su presencia en el país.

La compañía cuenta con una alianza con Cámara de la Industria de la Construcción (Icic), la cual consiste en capacitar a plomeros, albañiles, electricistas y otros profesionistas del sector que formen parte de la red de franquiciatarios en México.

“Las alianzas son uno de  nuestros puntos más fuertes y a partir de ellas vamos a ir creciendo nuestra red de franquicias e involucraremos en el proceso alianzas más importantes que contribuyan con la profesionalización del sector”, dice Vargas.

Las franquicias de Dr. Solución tienen un costo cercano a los 2 millones de pesos (mdp) como inversión inicial, con un punto de equilibrio que puede alcanzarse en los primeros 6 meses de operar el negocio y un retorno de inversión alrededor de los 20 meses.

Después de consolidar su operación en el Distrito Federal, Dr. Solución iniciará la expansión a ciudades como Monterrey, Guadalajara, Querétaro, Puebla y Cuernavaca.

En Latinoamérica, la empresa llegará este año a Chile y Perú, pero el principal foco sigue siendo México.

Con 700 franquicias vendidas hasta el momento en Brasil y más de 20,000 empleados directos en América Latina, para la marca de Pinto y la inversión de Vargas esta etapa que viven en México podría ser la luna de miel en su matrimonio con el negocio nacido hace 3 años: “el mercado mexicano es 3 veces más grande al colombiano y nos atrevemos a ponernos el reto de crecer en el país y quedarnos mucho tiempo”.

 

Siguientes artículos

3 focos rojos para la economía mundial
Por

Además del conflicto en Crimea, hay otros tres focos rojos que el mundo debe atender, pues, de no solucionarse pronto, g...