Recordó que las reformas estructurales, la consolidación presupuestaria y la restauración de hojas de balance son asunto de los gobiernos nacionales de Europa.

 

Reuters

AMSTERDAM – El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi,  presionó el lunes a los gobiernos para que avancen con sus planes de una integración europea más estrecha, a fin de lidiar con los problemas centrales de la crisis de deuda.

PUBLICIDAD

Dijo que eso es algo que el banco central no podría hacer.

El BCE compró tiempo a los gobiernos de la zona euro para bajar los niveles de deuda y aumentar la competitividad con un nuevo programa de adquisiciones de títulos que lanzó en septiembre, pero los planes para una integración europea más estrecha enfrentaron dificultades.

Alemania dio un golpe a los planes para una unión bancaria durante una reunión informal de ministros de Finanzas europeos la semana pasada, al decir que el proyecto necesitaría cambios a la legislación de la Unión Europea.

En declaraciones ante estudiantes universitarios en Amsterdam, Mario Draghi afirmó el lunes que los problemas económicos de la zona euro aún persisten y que los llamados a más acciones son comprensibles, pero que hay límites en lo que el BCE puede hacer.

“Déjenme ser claro: realizar reformas estructurales, consolidación presupuestaria y restaurar la salud de la hoja de balances de los bancos no es la responsabilidad ni el mandato de la política monetaria”, afirmó en su discurso.

El BCE no puede sustituir las acciones que deben emprender otros actores, incluyendo al sector privado, agregó el italiano.

Aunque hubo un declive en la fragmentación por el lado del financiamiento, la política monetaria ultra expansiva del BCE fue traspasada en forma sólo parcial a las condiciones de financiamiento que enfrentan empresas y hogares en algunos países de la zona euro, sostuvo Draghi.

Las pequeñas y medianas empresas, columna vertebral de la economía de la zona euro, son particularmente afectadas por esto y el BCE está estudiando opciones para lidiar con el tema, pero ha dejado en claro que los gobiernos y otros también deben actuar.

Draghi dijo que hay un avance en curso hacia una mayor integración en los sectores bancario, fiscal, económico y político.

El Mecanismo de Supervisión Unico (SSM, por sus siglas en inglés) para bancos, bajo la tutela del BCE, marca el primer paso hacia dicha unión, que también contempla un mecanismo simple para reducir bancos, un fondo de resolución y posiblemente un esquema para garantizar depósitos simples.

“Me gustaría remarcar la importancia de complementar rápidamente el SSM con un Mecanismo de Resolución Único”, explicó Draghi. “Esto es necesario para garantizar una toma de decisiones imparcial y a tiempo, particularmente en los casos en que se requiere de una resolución transfronteriza”, agregó.

Draghi añadió que un Mecanismo de Resolución Único es esencial para asegurar que las decisiones de supervisión del SSM para resoluciones puedan ser seguidas por acciones, sin reforzar el círculo vicioso entre bancos y estados.

 

 

Siguientes artículos

¿Quién es el precursor del pacto por México?
Por

Los primeros cuatro meses de administración presidencial son muy significativos para ver lo que se puede llegar a lograr...