No se sorprendan si en un futuro cercano cualquier aplicación de almacenamiento en la nube, web o móvil, utiliza una herramienta de Dropbox.

 

Por Tomio Geron

 

PUBLICIDAD

Con el fin de reemplazar al disco duro, Dropbox lanzó una serie de nuevos productos para su plataforma de desarrollo la semana pasada durante su primera conferencia de desarrolladores.

Drew Houston, CEO de la compañía, anunció que la empresa tiene ahora más de 175 millones de usuarios, frente a los 100 millones de noviembre. También cuenta con más de 100,000 desarrolladores en su plataforma.

Dropbox, que ha sido valorada en alrededor de 4,000 millones de dólares (mdd), se está moviendo más allá de la sincronización de archivos. Con su nueva API de almacenamiento de datos, los desarrolladores pueden sincronizar listas de contactos, configuraciones, listas de tareas o estatus de sus juegos (qué tan lejos has llegado en un juego, tu puntuación, etc.), esencialmente cualquier dato que pueda utilizarse en una aplicación pueden ser sincronizado a través de Dropbox. Ésta es la clave a medida que más dispositivos móviles proliferen en el mercado.

La API de almacenamiento de datos también puede hacer cosas como sincronizar de datos en línea y fuera de línea de las aplicaciones, por ejemplo, cuando estás en un avión sin conexión a Internet, y asegurarse de que todos los dispositivos estén sincronizados.

La API Drop-in, permite a los desarrolladores integrar más fácilmente Dropbox para que los usuarios puedan incorporar datos en su aplicaciones web y móviles. Entre las empresas que ya la han utilizado se encuentran Yahoo Mail, Shutterstock y Mailbox, la cual fue adquirida recientemente por Dropbox.

La API incluye Chooser, una herramienta que da a las aplicaciones acceso rápido a los archivos de Dropbox, y Saver, que guarda los archivos al instante en Dropbox. En las aplicaciones de correo electrónico, esto significa que los usuarios pueden enviar archivos adjuntos de Dropbox y guardar archivos adjuntos de correo electrónico a Dropbox. Esto significa que los usuarios tendrían teóricamente cada vez menos necesidad de guardar datos directamente en sus discos duros.

En marzo pasado, Dropbox adquirió Mailbox, una elegante aplicación de correo electrónico, compra que da indicios de sus ambiciones. Estas aplicaciones muestran cuán alto quiere llegar Dropbox. A medida que los consumidores y las empresas se trasladan a la nube, la compañía busca ser la infraestructura de datos detrás de cualquier aplicación web o móvil. También se ha posicionado en competencia directa en la con otros como Apple y Google.

 

Siguientes artículos

El impacto de las fortalezas y las debilidades de la empresa
Por

Cuando cualquier negocio pasa por rachas positivas es fácil que se relajen los controles administrativos y operativos, l...