Una nueva inversión permitirá a la app gratuita para aprender idiomas expandir su presencia a Asia; en México tiene 1.3 millones de usuarios.

 

 

Por Alex Konrad

PUBLICIDAD

 

¿Por qué desperdiciar la hora de la comida o el viaje a casa jugando Candy Crush o Flappy Bird cuando podría estar aprendiendo italiano o portugués? Ése es el pitch de Duolingo, una popular aplicación de aprendizaje de idiomas que acaba de levantar 20 millones de dólares (mdd) de Kleiner Perkins Caufield & Byers. Fuera de los Estados Unidos, esa estrategia podría desatar una guerra entre los competidores que intentan llevarse parte de los miles de millones que el mundo gasta en aprender inglés.

La app de Duolingo está cerca de la cima de las listas de educación, tanto para teléfonos con iOS como para los Android, con lo que la empresa dice que son más de 10 millones de usuarios activos mensuales de entre más de 20 millones de descargas. Aunque Estados Unidos es su mercado más grande (representa una cuarta parte de sus usuarios), la aplicación es muy popular en muchos países que no hablan inglés en Europa y América, como un vistazo rápido a los datos de App Annie muestra.

Los jugadores empiezan a aprender un lenguaje con diferentes habilidades por desbloquear, como el vocabulario de alimentos populares. Completa los retos para medir tus habilidades y desbloquear más, o falla en la prueba y tendrás que repetir una que ya hayas superado.

Juega durante 34 horas y podrás aprender el equivalente de una clase universitaria de un semestre de duración, dice su fundador, Luis von Ahn. “Si le preguntas a la gente por qué juega Duolingo, habrá quienes te digan que es porque realmente quieren aprender un idioma, pero la respuesta más común es que es divertido, pero no están perdiendo el tiempo. Están procrastinando, pero piensan en ello como un alimento saludable”.

Su saludable base de usuarios ha atraído varias rondas de financiamiento de inversionistas de primer nivel, con 3.3 mdd de la serie A provenientes de Union Square Venture Partners en 2011 y luego una serie N de 15 mdd liderada por New Enterprise Associates. Ahora la compañía añade una de 20 millones de Kleiner Perkins Caufield & Byers, que continúa su incursión en la tecnología educativa. Kleiner Perkins ha invertido en Coursera, una stratup de clases en línea y más recientemente ha hecho una apuesta de 15 mdd en Remind101, una aplicación de mensajería que permite a los maestros conectarse con sus estudiantes y sus padres.

Aunque von Ahn dice que no considera Duolingo un juego, la empresa acepta el hecho de que la gente afirma “jugar” en él. Duolingo eligió a Kleiner para dirigir esta ronda específicamente debido a la posibilidad de trabajar con el ex ejecutivo de Electronics Arts y socio de Kleiner Bing Gordon, que ocupa un asiento en el consejo de Ouya y Zynga y ha invertido en otras empresas de juegos como Booyah.

La principal vía de ingresos de Duolingo en este momento es su versión del navegador web, aunque cuatro de cada cinco usuarios juegan en sus teléfonos. La empresa gana dinero a través del crowdsourcing con piezas traducidas por sus alumnos, las cuales venden a empresas como CNN y BuzzFeed.

“La gran mayoría de las personas que están aprendiendo un idioma lo hacen con el fin de conseguir un mejor trabajo”, dice von Ahn. “Son personas de bajo nivel socioeconómico y no vamos a tratar de cobrarles”.

Así que eso significa millones para inversionistas como NEA y Kleiner, mientras que la empresa desarrolla una forma de vender traducciones y, finalmente, certificaciones para la finalización de las pruebas estandarizadas para demostrar el dominio de una lengua, una fuente de ingresos que Von Ahn espera poner en marcha pronto.

Duolingo necesita el dinero para hacer frente al mercado asiático, donde la competencia será feroz. Es fuerte en América y Europa, con casi 6 millones de “estudiantes” en Estados Unidos, 2.4 millones en Brasil y 1.3 millones en México. Francia sigue con cerca de 800,000 usuarios e Italia con 944,000. Sin embargo, la empresa brilla por su ausencia en los países de lengua no romance, como los de Medio Oriente y Asia.

Duolingo se enfrentará a la competencia tanto en aplicaciones móviles como en las de escritorio en el mercado asiático. Hace apenas unos días, TutorGroup anunció una ronda de financiamiento de 100 millones de dólares de algunos inversionistas asiáticos en la categoría de los pesos pesados: Alibaba, Temasek y Qiming Venture Partners. Y el modelo popular freemium en mercados como China va en contra del modelo de ingresos que Duolingo se ha comprometido a seguir.

“Estamos en ello, vamos por el chino, japonés y coreano en los próximos tres o cuatro meses”, dice Von Ahn. Sin embargo, la competencia en el mercado asiático será descarnada.

La compañía usa una plataforma basada en la comunidad para construir hasta 18 cursos y dice que tiene 11 lenguas en proceso para liberar en las próximas semanas. Pero Asia podría ser el área más crítica de crecimiento de Duolingo en el largo plazo. Con tanta competencia, Duolingo pronto podría tener que buscar financiamiento si busca involucrarse en la guerra de idiomas en Asia.

 

Siguientes artículos

¿Por qué México condonó una deuda de 500 mdd a Cuba?
Por

A Cuba le conviene buscar socios en países de desarrollo intermedio que le ayuden a desarrollar su industria y el sector...