El director de Estrategia Regulatoria de Productos y Asuntos Científicos de DuPont Pioneer asegura que la firma se encuentra atenta a la autorización del gobierno para sembrar el maíz genéticamente modificado.

 

IOWA, Estados Unidos.- Dupont Pioneer, empresa estadounidense que desarrolla Organismos Genéticamente Modificados (OGM), se encuentra preparada para participar en la siembra comercial de maíz transgénico en el México, aseguró Kevin Diehl, director de Estrategia Regulatoria de Productos y Asuntos Científicos de la firma.

La compañía es respetuosa de los procesos regulatorios que hasta el momento prohíben la siembra del grano genéticamente modificado en la República Mexicana, pero está atenta a la decisión final que tomen las autoridades, dijo el directivo en un encuentro con representantes de los medios de comunicación.

PUBLICIDAD

En México, existen 59 razas y más de 1,000 variedades de maíz nativo, por lo que es considerado el centro de origen del grano a nivel mundial.

Sin embargo, la importación del país ascendió a 9.5 millones de toneladas de maíz durante 2012, el cual provino de Estados Unidos (89%), y representó casi 27,000 millones de pesos (mdp) de inversión, de acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Hasta el momento, Monsanto y Pioneer han solicitado formalmente ante el gobierno mexicano participar en la siembra comercial de maíz genéticamente modificado.

La siembra comercial de maíz transgénico se lleva a cabo en 28 países en el mundo, mientras que la producción se consume en alrededor de 59 países.

Una demanda colectiva les permitió a científicos y organizaciones no gubernamentales (ONG) ganar la suspensión temporal para la siembra del grano genéticamente modificado, decisión judicial que suma más de 68 impugnaciones por parte de la Sagarpa y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como de Monsanto, Syngenta y Agrosciences.

Los opositores a la biotecnología, entre los que se encuentran la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS), la Fundación Semillas de Vida, Colectivas, AC, y Greenpeace, aseguran que se puede poner en peligro la existencia de las razas endémicas del grano.

Para Curt Clausen, director global de Forrajes y Agronomía de DuPont Pioneer, la siembra de maíz genéticamente modificado sería una oportunidad segura de incrementar la productividad y las ganancias de los agricultores.

En julio pasado, Francisco Bolívar Zapata, coordinador de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Presidencia de la República Mexicana, aseguró a Forbes México que el uso de los transgénicos es una opción que el gobierno mexicano tiene sobre la mesa.

Después de que la ocho foros nacionales temáticos con organizaciones sociales y privadas, además de siete foros regionales con vocación territorial que organizó la Sagarpa, se espera que en los próximos meses sea presentada una propuesta de reforma al campo mexicano por parte de la administración de Enrique Peña Nieto, el cual podría incluir el uso la biotecnología como un elemento que aumente la productividad de los cultivos.

Enrique Martínez Martínez, titular de la Sagarpa, tendrá mañana una participación en el marco del The World Food Prize 2014 (Premio Mundial de la Alimentación), que este año será entregado a Sanjaya Rajaram, científico mexicano naturalizado.

 

Siguientes artículos

Los 10 países con más riqueza en el mundo
Por

Suiza y Australia encabezan la lista de países con mayor riqueza, elaborada por el banco de inversión Credit Suisse sobr...