En el último año, las ventas online en México crecieron 42% respecto al 2012.

 

Por Reyna Ortega 

Para el 2020 el valor de las exportaciones vía online se multiplicará hasta los 130,000 millones de dólares (mdd) en los principales mercados mundiales de comercio electrónico, reveló hace poco un estudio de la consultora OC&C con el apoyo de Google.

PUBLICIDAD

Ello implicará, que las ventas minoristas online se dupliquen e internacionalicen debido a que cada vez son más los consumidores que tienen acceso a internet desde cualquier parte del mundo.

Esto representa una buena oportunidad para aquellos empresarios que desean llevar a su negocio hacia un nuevo enfoque.

A nivel mundial, Gran Bretaña es el mercado de comercio electrónico más avanzado del mundo mismo que en el 2013 generó el mayor superávit comercial con más de 1,000 mdd, según estimaciones de la consultora; en segundo lugar se encuentra Estados Unidos, con un superávit de 180 mdd y en tercero Alemania, con 35 mdd.

En México, las ventas online todavía no son la panacea, pero por lo mismo existe un potencial para tomar a esta plataforma como una herramienta capaz de catapultar hacia el exterior a un negocio.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), las ventas totales del comercio electrónico registradas en el 2009 fueron del orden de los 24.5 millones de pesos, y ya para el 2013 alcanzaron los 121.6 millones de pesos.

Además, reconoce que existen 45.1 millones de internautas, de los cuales 37% han realizado alguna compra en línea y que el 97% de ellos tiene la intención de volver a comprar.

También estima que el 37% de los internautas gastan un promedio de 400 y hasta 1,000 pesos cada vez que compran en internet. Entre los artículos más comprados vía online se encuentran: la música y películas; ropa y accesorios; computadoras; libros y revistas, entre otros.

Entre las ventajas que se le atribuyen al e-commerce son: que permite una presencia constante en el mercado las 24 horas, los 365 días al año; la capacidad para aligerar costos e infraestructura; así como la posibilidad de trascender fronteras y llegar a nuevos mercados.

Es por eso que diversas las empresas mexicanas en los últimos años han decidido sumarse a esta vía de ventas, principalmente las del sector retail, calzado, ropa, cosméticos, bebidas y electrónicos, entre otros, y gracias a esto han llegado a nuevos clientes.

Sin embargo, todavía existen dos principales retos a vencer: brindar a los internautas confianza para proporcionar datos personales y concretar la venta, así como garantizar y asegurar que el producto llegue en tiempo y forma al consumidor.

 

Siguientes artículos

Banco de México, en números rojos
Por

Debido a sus privilegios legales, el banco central no puede quebrar como tal, pero eso no es consuelo.   Banco de M...