Por: Pierre-Claude Blaise

Durante 2017, se reportó un crecimiento del e-commerce en México cercano al 30%. 

Ninguna industria puede soportar un crecimiento tan elevado año con año si sus servicios y apoyos auxiliares, como la logística, no reaccionan en la misma magnitud. De lo contrario, más que impulsar y habilitar, comienzan a afectar su desarrollo, por lo que para mantener y aumentar el crecimiento del comercio electrónico es imperante determinar piezas claves que requieren de especial atención en todos lo niveles, incluidos los sectores privado, gubernamental y académico, para propiciar el desarrollo global de la industria.

El estudio Retos y Tendencias del Sector Logístico 2018 “E-commerce y la Última Milla”, que realizó Daqua Strategic Intelligence en colaboración con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), se dio a la tarea de reunir mediante un Consejo Consultivo, a los líderes del sector logístico, gobierno y academia con las asociaciones especializadas en e-commerce, para definir 26 atributos de medición del sector logístico, el cual cuenta con una experiencia promedio de 5.9 años en comercio electrónico.

PUBLICIDAD

El estudio muestra datos que reflejan los procesos que han evolucionado de manera importante para habilitar el crecimiento del e-commerce en nuestro país. 

Por un lado, en términos de infraestructura, el 36% del sector expresó que existen opciones óptimas de envío y entrega al cliente final que además de ser competitivos, son considerados el sexto factor de relevancia para un comercio electrónico y logística exitosos en México.

Por otro lado, el 51% considera que existen herramientas y tecnología que permiten visualizar los inventarios en tiempo real, lo cual habla relativamente bien de la apreciación de un atributo vital para el e-commerce; sin embargo, el 42% menciona que existen oportunidades muy importantes para homogeneizar las plataformas de intercambio de información, y que deben mejorar su desempeño y comunicar eficientemente al sector de comercio electrónico.

Un área de oportunidad muy grande que detecta el estudio es la falta de capacitación de personal dedicado al e-commerce; el 45% de las empresas afirman que la disponibilidad de personal capacitado es baja, mientras que el 74% afirma que no recibió capacitación en este sector sino que se formó a través de la experiencia proporcionada por la empresa en un promedio de 6 años.

Finalmente, sobre los aspectos del e-commerce más relevantes a mejorar en México, podrían segmentarse en un 36% la gestión de gobierno, 24% las tecnologías de información y comunicación, 15% los procesos, 15% capital humano y talento, y 10% la infraestructura. 

Por ello, algunos de los puntos prioritarios sobre los cuales actuar serían establecer un marco legal claro para prevenir el fraude y aranceles que favorezcan el desarrollo internacional del e-commerce, reforzar la seguridad en el transporte y entrega de mercancías, y aumentar la disponibilidad de opciones de envío y entrega al cliente final a un costo competitivo. 

Hoy en día ya se está trabajando de la mano de la Secretaría de Economía (SE), Procuraduria Federal del Consumidor (Profeco) y otras dependencias gubernamentales para hacer de la economía digital una herramienta estratégica para el desarrollo y fortalecimiento de México.

 

* Pierre-Claude Blaise es director de la AMVO. En su trayectoria profesional ha ocupado diversos cargos, entre ellos CMO de Dafiti México.

 

Contacto

Twitter: @amvomexico

Facebook: AMVO-329659404059035

Página web: amvo.org.mx

 

Siguientes artículos

Compliance 3.0, los expertos que se suman a los consejos de administración
Por

Las empresas que conviertan el compliance en una de sus ventajas competitivas seguramente saldrán ganadoras en los años...