El futuro secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, ve bien legalizar la mariguana en el corto plazo en México para reducir la violencia.

“Creemos que es una opción muy interesante a corto plazo para México”, dijo Marcelo Ebrard.

De acuerdo con el político, carece de razón “tener una ley que prohíba la posesión o producción de cannabis “, afirmó durante su visita de este miércoles a Montreal, Canadá, según informa el diario El País.

Con ello, dos de los tres países de América del Norte, junto con ciertos estados de EU, podrían alinear sus políticas en relación con la producción y consumo de ciertas drogas. Esto, porque la semana pasada Canadá se convirtió en el primer país industrializado en legalizar el uso recreativo del cannabis.

PUBLICIDAD

“No tiene sentido porque no funciona, el cannabis está ahí de todos modos, es un intercambio… Se están gastando enormes sumas de dinero y ha causado mucho sufrimiento a la población”, afirmó Ebrard.

Ebrard viajó esta semana a Canadá para reunirse con diferentes líderes políticos, empezando por el presidente Justin Trudeau y la que será su homóloga, Chrystia Freeland.

Junto con la legalización de la mariguana, también hablaron de visas de trabajo para mexicanos, los aranceles al acero y aluminio, la reforma de la ONU, y normas para la minería que explotan las canadienses en suelo azteca.

Con estas declaraciones, el canciller se une a la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en la apuesta para regular la producción, uso y consumo de ciertas drogas en México, como la mariguana o el opio.

El futuro presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no tomará posesión hasta el 1 de diciembre. Por esto, una propuesta legislativa en este sentido se conocería, a menos tardar, a finales de este año.

La normativa incluiría los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que ya han permitido el cultivo y consumo recreativo de cannabis.

Sánchez Cordero contempla la regulación de ciertas drogas como parte del período transicional que termine con la guerra contra el narco y el período de paz que se buscará en el próximo sexenio.

Además de la regulación que podría afectar al cannabis y al opio, la secretaria de gobernación también prevé una ley de amnistía, principalmente para pequeños campesino cultivadores de amapola, y la puesta en marcha de la “justicia transicional”, según ha dicho en repetidas ocasiones.

 

Siguientes artículos

Colillas de cigarros, la basura que más contamina los océanos
Por

Desde 1980 se han recogido de playas y mares más de 60 millones de colillas, cifra que es bastante superior a la de bols...