El aumento de tarifas en transmisión eléctrica que aprobó la Comisión Reguladora de Energía (CRE) impactará indirectamente a los consumidores finales, advirtió la iniciativa privada.

“La CRE aprobó lo que va a resultar en un aumento en los costos de transmisión de electricidad. Lo que más nos preocupa es que los más impactados son los consumidores”, declaró el presidente de la Comisión de Energía del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Roger González Lau.

Los cálculos preliminares del grupo empresarial estiman que las empresas que generan el 14% del Producto Interno Bruto (PIB) serán afectadas con la decisión.

El pasado 28 de mayo,  el regulador energético aprobó por unanimidad un cambio a las tarifas de transmisión eléctrica de plantas de energía renovable, cogeneración y centrales convencionales bajo un esquema previo a la reforma energética, conocido como contratos legados de autoabasto energético.

Lee también: CRE justifica cambio en tarifas de transmisión eléctrica: beneficiará a usuarios finales

El CCE estimó que el incremento del costo de transmisión o transporte de electricidad puede ser entre 5 y 10 veces de lo que pagan ahora las compañías.

Durante mayo de 2020, los cargos por transmisión eléctria de las centrales renovables y cogeneración se ubicaron en 0.04900 pesos por kilowatt/hora en alta y media tensión, mientras que en baja tensión el monto se ubicó en 0.09799 pesos, según los datos publicados por la CRE.

Gónzalez Lau dijo que esto se suma a la desventaja competitiva para grandes empresas donde el costo eléctrico es hasta 25% más caro que en estados Unidos, y 50% para las empresas medianas.

El CCE reveló que la medida de la CRE impactará “un centenar” de plantas eléctricas privadas.

El presidente de la Comisión de Energía citó entre las industrias más afectadas la automotriz, empresas de sistemas educativos, hospitalarios, incluso cadenas de taquerías, cuyos contratos verán un aumento en el costo energético.

“El impacto va a ser indirecto, ya que estas empresas, al ver sus costos incrementados, tendrán que hacer revisión de costos, posiblemente habrá un impacto en números de empleos y eso puede afectar a la población en general”, detalló.

El empresario manifestó que un par de docena de municipios del país también van a “sufrir las consecuencias” de este incremento, pues poseen contratos de energía de autoabasto para alumbrado público, bombeo y luz en oficinas.

Revive el Foro Forbes Conecta: Business Disruption; consulta aquí todas las ponencias

A su vez, Vicente Yañez, presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), declaró que cualquier aumento de costos se traslada al precio.

“Y lo acabamos pagando los consumidores. La competencia genera mejores eficiencias a favor del consumidor”, agregó.

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, calificó el cambio de la CRE como un “electrolinazo” que afecta gravemente al país.

El representante industrial dijo que México no puede permitir que que las autoridades energéticas obliguen ilegalmente a que las industrias consuman electricidad sucia y más cara.

“Hoy es más barato producir electricidad por privados que con la CFE, así de simple y sencillo. Lo que nos tenemos que preguntar como país es ¿quién produce la electricidad más barata? Y el que la produce más barata son los privados”, agregó el presidente del CCE, Carlos Salazar Lomelín.

Suscríbete al canal de Forbes México en YouTube

 

Siguientes artículos

Dolar
Fuga de capitales ascendería a 44,000 mdd, si México pierde grado de inversión: JP Morgan
Por

El riesgo de México para perder su grado de inversión aumenta por la demora de una reforma fiscal, por parte del gobiern...