Reuters.- El banco central de México prevé que la economía doméstica se contraiga hasta un 8.8% en 2020 en medio de la pandemia global del coronavirus que aún se desconoce por cuánto tiempo se prolongará, lo que genera un “alto grado de incertidumbre”.

La autoridad monetaria recortóesta tarde por cuarta vez consecutiva su pronóstico sobre el comportamiento de la actividad económica este año a un rango de entre -4.6% y -8.8%, dependiendo de cuán profundos sean los efectos derivados del brote, desde una estimación previa de expansión de entre 0.5% y 1.5%.

La previsión llega un día después de que se publicaran las cifras revisadas del Producto Interno Bruto (PIB) de la segunda mayor economía de América Latina durante el primer trimestre, cuando cayó un 1.2%, su peor declive en 11 años.

Lee también: Analistas consultados por Citibanamex prevén contracción de 7.5% del PIB

Las previsiones de Banxico para 2021 también fueron revisadas a un rango de entre -0.5 y un 4.1%, desde el rango previo de crecimiento de 1.1-2.1% del informe anterior.

“El hecho de que la evolución de la pandemia aún está en proceso tanto a nivel global como nacional genera un alto grado de incertidumbre para cualquier proyección de la actividad económica de México”, dijo Banco de México (Banxico) en su informe enero-marzo, donde perfiló diversos posibles escenarios.

Ente los riesgos a la baja para el crecimiento, Banxico destacó que se prolongue o agudice el distanciamiento social y que las medidas de apoyo adoptadas no sean efectivas, así como recortes adicionales en la calificación de la deuda soberana y de la petrolera estatal Pemex.

En abril, Moody’s se convirtió en la segunda agencia calificadora en reducir la nota crediticia de Pemex a la categoría “basura”, debido a los mayores riesgos de liquidez y de negocio de la altamente endeudada empresa petrolera. La primera agencia fue Fitch.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes México

Respecto a la inflación general, el banco central elevó su pronóstico para el cuarto trimestre de este año a un 3.5% desde el 3.2% previo, mientras que para igual periodo de 2021 espera que ésta se mantenga en la meta permanente del 3%.

Banxico también subió su proyección para el componente subyacente para el cuarto trimestre hasta un 3.8% desde el 3.0% anterior. Prevé que el indicador se ubicará por encima de lo anticipado hasta el primer semestre de 2021, debido a su elevada persistencia y al efecto de la depreciación cambiaria, así como por las medidas de distanciamiento.

Forbes Conecta
 

Siguientes artículos

Disney World reabre con uso obligatorio de mascarillas y con Mickey a distancia
Por

Aunque Florida se convirtió en un epicentro de coronavirus al reportar 109.000 nuevos enfermos en las últimas dos semana...