Reuters.- La economía de Reino Unido creció más lentamente de lo que se pensaba en los últimos tres meses del año pasado, según cifras oficiales, lo que plantea dudas sobre la fortaleza de la economía ahora que el Banco de Inglaterra se prepara para subir las tasas de interés.

Las cifras divulgadas el jueves muestran que la economía británica perdió un poco de velocidad a finales de 2017, a pesar de la fortaleza de la economía mundial.

Muchos hogares de Reino Unido están sintiendo el impacto de un gran aumento en la inflación después de que votaran en 2016 a favor de abandonar la Unión Europea.

El Producto Interno Bruto (PIB) creció un 0.4% entre octubre y diciembre, dijo la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS, por sus siglas en inglés), por debajo de las previsiones de los economistas y de una estimación preliminar del 0.5%.

PUBLICIDAD

En términos interanuales, el crecimiento revisado a la baja del 1.4% fue el más débil en más de cinco años.

“Una serie de revisiones muy pequeñas en minería, generación de energía y servicios fueron suficientes para ver una ligera revisión a la baja del crecimiento trimestral en general”, dijo el estadístico del ONS Darren Morgan.

La economía británica creció un 1.7% en 2017 en su conjunto, nuevamente 0,1 puntos porcentuales menos de lo que se
pensaba inicialmente y la cifra más débil desde 2012.

Los datos mostraron que el gasto de los hogares creció a una tasa anual del 1.4% en el cuarto trimestre de 2017, un ligero aumento desde el 1.3% del tercer trimestre. La inversión empresarial se mantuvo plana en el trimestre y creció un 2.1% en el año.

 

Siguientes artículos

inflacion
Inflación sube 5.45% en la primera quincena de febrero
Por

La ligera caída en el ritmo de crecimiento de la inflación se debe a la disminución de precios de frutas y verduras.