Reuters.- La economía británica registró en el segundo trimestre su menor crecimiento interanual desde el 2013 y el sector de servicios se contrajo en julio, mostrando una posible pérdida de impulso a medida que el Banco de Inglaterra se prepara para subir las tasas de interés por primera vez en una década.

Datos oficiales mostraron que el crecimiento interanual del Producto Interno Bruto (PIB) se desaceleró al 1,5 por ciento entre abril y junio, desde el 1,8 por ciento en los primeros tres meses del año. La cifra incumplió las expectativas de los economistas en un sondeo de Reuters que pronosticaron que se mantuviera en una estimación anterior del 1,7 por ciento.

La tasa de crecimiento trimestral no fue revisada y se mantuvo en el 0,3 por ciento, dijo la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS, por sus siglas en inglés). Después de un crecimiento más rápido que lo esperado en el 2016, la economía británica ha ido a la zaga respecto a otros países en lo que va del año, a medida que el efecto de una moneda más débil desde la votación del año pasado del Brexit alcanza a los consumidores.

Los datos del viernes confirman que el crecimiento en la primera mitad de 2017 fue el más lento para el primer semestre de cualquier año desde el 2012. El Banco de Inglaterra (BoE, por su sigla en inglés) ha dicho que espera elevar las tasas de interés en los próximos meses para hacer frente a la inflación acelerada, que espera que supere el 3 por ciento en octubre.

PUBLICIDAD

La mayoría de los economistas prevé que la subida se produzca después de la próxima reunión del Comité de Política Monetaria del BoE el 2 de noviembre.

 

Siguientes artículos

Estados Unidos retira al 60% del personal en embajada en Cuba
Por

Además advirtió a los viajeros que no visiten Cuba debido a "ataques específicos" que han afectado a diplomáticos,