La Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha perdido 8,000 millones de pesos (mdp) por mantener sin cambios las tarifas eléctricas subsidiadas de los hogares mexicanos, durante la emergencia sanitaria por covid-19.

El director general de la compañía estatal, Manuel Bartlett Díaz, acordó con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no trasladar a los consumidores residenciales al esquema de alto consumo eléctrico durante los meses que estuvieron en cuarentena.

“Hemos perdido casi 8,000 mdp por esta situación por haber mantenido a todos lo que tienen tarifa subsidiada”, declaró el titular de la compañía, durante una maratónica comparecencia en el Congreso.

Aquí la historia: Gobierno blinda recibo eléctrico de hogares con alto consumo por coronavirus

Bartlett recordó que, en una operación normal, cuando un cliente residencial con tarifa subsidiada excede su consumo durante varios meses, se traslada a la tarifa de alto consumo (DAC). 

El político mexicano dijo que las empresas privadas, que se “jactan” de tener una gran producción eléctrica, no aportaron algún descuento o apoyo durante la crisis sanitaria.

“Estuvieron ganando tranquilamente recursos en la pandemia sin aportar absolutamente nada”, exclamó.

El titular de la empresa eléctrica también presumió una rentabilidad financiera de 23% anualizada sobre el capital contable, que fue de 556,00 mdp a junio de 2020.

“Esta rentabilidad financiera es de las más altas si se compara con cualquiera de las mejores empresas listadas en la Bolsa de Valores mexicana”, añadió.

Lee también: CFE analiza construir una planta nuclear en Baja California

 

Siguientes artículos

Aumento del IEPS elevaría hasta 43% el precio de los cigarros
Por

Un cálculo del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria arroja que los hogares de menores ingresos se verían m...