La industria de la construcción en Puebla esperará a los semáforos estatales para iniciar la reapertura por regiones, toda vez que el gobernador de la entidad, Miguel Barbosa, declarara oficialmente que no existen las condiciones para reanudar ambas actividades.

El viernes, el mandatario estatal anunció que la entidad contará con su propio semáforo Covid-19, paralelo al semáforo que anunciaron las autoridades federales la semana pasada y junto con los que se declaraban esenciales las actividades de la construcción y la industria automotriz.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes México

“De acuerdo al semáforo (estatal) se van a ir tomando las decisiones por caso, no se puede generalizar toda la industria de la construcción, tiene ciertas especialidades en el tema hidráulico, en el tema eléctrico, todas las especialidades van a estar determinadas y en consenso con el gobierno del estado para ver de qué forma se pudiera ir regresando de manera escalonada y paulatina“, aseguró Héctor Sánchez, presidente de la sección Puebla de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

En entrevista con Forbes, explicó que si bien el 70% de esta actividad en la entidad se mantiene suspendida, hasta ahora no se registran casos de contagio entre los trabajadores del sector, debido a la implementación de protocolos desde marzo pasado, tras la confirmación del primer caso de contagio en el país.

Afortunadamente no hemos tenido ningún reporte de contagio, precisamente por eso nos sumamos al decreto, porque hemos sido muy cuidadosos. Fuimos de la primera industria que sacó su protocolo de tratamiento de coronavirus en las obras y ahorita volvemos a tomar el liderazgo con el protocolo de regreso seguro a las obras ya avalado por el IMSS”, comentó.

Un decreto de Barbosa detuvo el inicio de procesos de reactivación de las industrias de la construcción y automotriz en esa entidad el pasado 22 de mayo.

El documento señala que la decisión se basa en la alta letalidad de la enfermedad en el estado, con un valor de 18.81%, de acuerdo con los datos de la entidad, por encima de la media nacional, que es de 10.77%.

En la industria automotriz y en el sector de la construcción trabajan 159,942 personas, las que constituyen una fuerte movilidad humana con un riesgo exponencial de contagios y de muertes que desbordarían al sistema hospitalario de Puebla. Debemos de evitar que la pandemia se vuelva catastrófica en nuestro Estado”, refiere el documento.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

En el ramo de la construcción trabajan alrededor de 17 mil empleados en alrededor de 600 empresas. No obstante, hasta mayo, el sector reporta la pérdida de 6 mil empleos a causa de la crisis que arrastra el sector desde finales de 2018, misma que se intensificó con la pandemia.

Estamos hablando de 6,000 trabajadores de enero a la fecha por el tema no nada más de la pandemia, venimos de capa caída desde el año pasado y mes a mes hemos perdido un promedio de mil trabajadores, este tema vino a recrudecer la situación”, comentó.

Sobre las empresas, Suárez estimó que alrededor de 30% de las 600 no llegarán a la reactivación de operaciones.

 

Siguientes artículos

Reaperturas no disminuye incertidumbre sobre recuperación economía, señala Banxico
Por

Banxico recortó en junio por novena ocasión consecutiva la tasa clave de interés a un 5%, su nivel más bajo desde septie...