México tenía una oportunidad muy grande para atraer inversiones y aumentar su producción manufacturera ante la parálisis de la actividad económica en China, derivada de la crisis sanitaria causada por la propagación del coronavirus en ese país, lamentó Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA México.

“La propia epidemia podría ser una oportunidad para México porque muchos productores están viendo que están tan concentrados en sus cadenas de valor con un solo país que es China, que creemos que es muy riesgoso.

“Sin embargo al parecer estamos desperdiciando esa oportunidad, la decisión de cancelar la planta de Constellation Brands en Mexicali, es una de las peores decisiones de política económica, creemos que es igual o más grave que la decisión del aeropuerto”, criticó.

Te sugerimos: Coronavirus: ¿Qué pasa con las exportaciones en la pandemia?

Estas condiciones estaban dadas desde antes de esta contingencia, debido a la guerra comercial que sostenían Estados Unidos y China desde 2018. Igualmente la ratificación en los tres países del T-MEC modificado en diciembre pasado, aumentaban el atractivo para invertir en el país y elevaban la certidumbre que ofrecía a la iniciativa privada.

“México tenía según nosotros, aún con la contingencia, una oportunidad histórica para atraer inversiones, por el conflicto comercial entre China y EU, en el que muchas empresas que producen en China buscan exportar a EU, México debería ser el país del mundo más beneficiado con esto”, recordó.

En conferencia de prensa, recordó que BBVA pronostica que la economía del país tenga una contracción de hasta 4.5% al cierre de 2020 debido a la contingencia sanitaria, por lo que llamó a las autoridades federales a tomar medidas de apoyo fiscal para las empresas, especialmente para las pequeñas y medianas.

Igualmente, se sumó a la petición de los organismos empresariales de brindar estímulos selectivos a las empresas grandes con miras a no recortar empleos así como de suspender los gastos en los proyectos como el Aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya, para reorientar el gasto para atender la contingencia.

“En momentos como el actual, los superávits primarios y la estabilidad de la deuda pública no son lo más importante y deben pasar temporalmente a un segundo plano. Una política fiscal contracíclica será indispensable”, expuso.

Te puede interesar: ¿Confinamiento por crisis del coronavirus? Así puedes sobrellevarlo con los niños

 

Siguientes artículos

economía dinero
Así buscan contrarrestar las potencias el impacto económico del coronavirus
Por

Las principales economías del mundo alistan grandes estímulos fiscales y monetarios para superar la crisis del coronavir...