La economía mexicana crecerá menos de lo estimado en 2017, toda vez que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) considera que el PIB nacional a un rango de 1.3 y 2.3% este año, no el 2.0 y 3.0% que pronosticaba anteriormente.

No obstante, la dependencia consideró que la economía acelerará su ritmo en 2018 a una cifra de entre 2.0 y 3.0%, de acuerdo con los Pre Criterios 2017 que entregó esta mañana al Congreso de la Unión.

El documento también indica que para el próximo año el gasto programable pagado, incluyendo la inversión de alto impacto económico y social, requerirá un ajuste a la baja de 43,800 millones de pesos (mdp) respecto al Presupuesto de Egresos de 2017, equivalente a 0.2% del PIB.

Este ajuste, explica el texto, es necesario para poder alcanzar el equilibrio presupuestal, de conformidad con el plan de consolidación fiscal, y resulta inferior a los ajustes de 2015 y 2016, cuando fueron de 1.3 y 1.5% como proporción del PIB.

PUBLICIDAD

Esta revisión a la baja se suma al recorte que hicieron otros organismos a las expectativas de la economía mexicana para el año en curso, como el Banco de México, que redujo su estimación de crecimiento a 1.3-2.3%, desde el 1.5-2.5% de su previsión anterior; y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ante la incertidumbre derivada de la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos provocará que el PIB del crezca hasta un 1.7%.

“Las proyecciones son consistentes con los tres pilares que sustentan la estabilidad económica de México: una política fiscal prudente; una política monetaria independiente y creíble; y una amplia y profunda agenda de 11 reformas estructurales, que en 2016 contribuyeron a explicar un crecimiento de 2.3% en un ambiente externo adverso, donde el resto de América Latina decreció en 1.5%”, señaló.

Hacienda detalló que las proyecciones para 2018 emplean supuestos prudentes y realistas, que reflejan una estabilización en los efectos de las políticas de Estados Unidos; un tipo de cambio al cierre del año de 19.00 pesos por dólar, y de 19.1 para el próximo año; así como un precio del petróleo a 42 dólares por barril, con un aumento a 46 billetes verdes en 2018, tomando en cuenta los acuerdos recientes tomados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

También prevé que la inflación a diciembre de 2017 sea de 4.9%, mientras que para 2018 reducirá a 3.0%; así como un aumento en la plataforma de producción de petróleo, y un crecimiento inercial de los ingresos tributarios.

De esta forma, se estima que en 2018 los ingresos presupuestarios serán mayores en 141,300 mdp, con respecto al monto previsto en la Ley de Ingresos de 2017, donde el 60% del incremento se explica por mayores ingresos tributarios, derivados de la recuperación en la actividad económica.

El gobierno también prevé que se cumplirá con las metas fiscales, los requerimientos financieros del sector público (RFSP), que se ubicaría en 49.5% del Producto Interno Bruto (PIB) al cierre de año; y un superávit sin inversión de alto impacto equivalentes a 2.9 y a 0.1% de la economía mexicana.

Destacó que por primera vez desde 2008, se obtendría un superávit primario igual a 0.5 por ciento del PIB, ligeramente mejor al estimado en los Criterios Generales de Política Económica 2017.

anexo-precriterios-2017

 

Siguientes artículos

onu-mujeres
“He sufrido violencia y hostigamiento”: representante de ONU Mujeres en México
Por

El 50% de las mujeres en la Ciudad de México sufre de violencia en lugares públicos a lo largo de su vida. El 32% a nive...