El riesgo político en América Latina es un desafío mayor para los emisores de deuda latinoamericanos porque podría amenazar al crecimiento económico, las reformas y las condiciones financieras, señaló la calificadora de deuda Moody’s.

Los países con niveles altos o medios de susceptibilidad al riesgo de eventos políticos incluyen a Venezuela y Argentina. En Brasil, Colombia, Perú, México y Chile, el riesgo político es más moderado, agregó la calificadora.

“El mayor riesgo político aumenta la preocupación de los inversores sobre los resultados de políticas negativas que afectan la confianza de los mercados. La incertidumbre incrementa las primas de riesgo y afecta adversamente las valoraciones de capital y bonos, generando volatilidad del tipo de cambio”, comentó Gersan Zurita, un vicepresidente senior de Moody’s.

El informe de la agencia citó al caso de corrupción del conglomerado brasileño Odebrecht, que comenzó en Brasil y ha tenido derivaciones en varios países de la región, como una demostración de las debilidades institucionales en algunos países.

En Venezuela, según Moody’s, el impacto crediticio del riesgo político es el más obvio y “está conduciendo a una muy alta probabilidad de incumplimiento por parte del (Estado) soberano y de la empresa petrolera estatal PDVSA”.

Sobre Argentina, la calificadora sostuvo que “las elecciones legislativas de octubre aún presentan algunos riesgos, ya que determinarán si se mantendrá el constante progreso de reformas para combatir la inflación y estimular un crecimiento sostenido”.

También puedes leer: Unicef urge a América Latina y el Caribe erradicar la pobreza

 

Siguientes artículos

jamaica-mexico
Jamaica le ‘arrebata’ un millón de dólares al Tri
Por

Con la victoria en los últimos minutos, Jamaica le quitó al Tri la posibilidad de disputar el millón de dólares destinad...