Sin importar el tamaño / tipo de negocio donde trabaje, ha notado recientemente un incremento en las propuestas para cerrar prospectos, que al mismo tiempo están a la espera de aprobación y alineación dentro del potencial cliente? 

No es el único… al final del primer trimestre de este año, el 57% de los gerentes financieros, compras, y recursos humanos de acuerdo con Deloitte se confirman ‘renuentes a las aprobaciones de presupuestos ante el alto clima de incertidumbre’

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Hace un año, iniciando Pandemia – Confinamiento – Recesión la incertidumbre en los negocios rondaba el 39%. Por qué existiendo vacuna la confianza parece disminuir? 

La respuesta radica en que movilizar el impacto inicial del Covid-19 fue un esfuerzo global simultaneo, en dos meses -enero 23 a marzo 21- prácticamente todas las naciones entraron en cuarentena, mientras el proceso de ‘salida’ será tan granular, que incluso dentro de una ciudad existirán múltiples realidades, haciendo que las decisiones público / privadas estén detenidas, en una paradoja de planeación estratégica donde parece más claro el panorama mundial en cuatro años, que en cuatro meses. 

Una incertidumbre que dista de ausencia de recursos… los billonarios tienen 58.7% más dinero luego de pandemia (Forbes), las principales corporaciones de Estados Unidos y el Reino Unido tienen ‘frenado’ 1/3 de su plan de ejecución para 2021 (The Economist), y la cifra ‘mágica’: Para finales de marzo, los hogares a nivel mundial habían acumulado 5.4 billones de dólares en ahorros extra, que equivalen al 6% del PIB mundial, según Moody’s. 

La incertidumbre se trata del implementar el ‘retorno’ físico y mental a realidades, hábitos y rutinas que existían antes, y los retos que implican a la luz de la vacunación.

Un buen ejemplo será el regreso a las oficinas, donde las compañías deberán ejecutar un plan intrincado donde la realidad de la pandemia en el territorio, rol del empleado, y necesidades de clima laboral harán -entre otras- que en una sola corporación, exista un sinfín de opciones, esto sin contar que 1/3 de los trabajadores de oficina (más conocidos como el maravilloso ‘Godín’) estén dispuestos a ‘negociar su salario a cambio de quedarse de manera remota’, de acuerdo con Bloomberg. 

Como este caso se encuentra prácticamente todo… regresar a la educación, desarrollar eventos, activar la hospitalidad segura, poder salir de fiesta sin ser juzgado por ello, cambiar de residencia, ir a un partido de futbol, o crear un emprendimiento. 

Al parecer el sistema económico global está ‘a la espera’ de cuatro ‘hitos’ al final de este trimestre, para impulsar el gasto a todo nivel:

Que el flujo de caja disminuya, sabiendo que desde diciembre se ha contado con liquidez para sostener operaciones eficientes.

La llegada de la vacunación masiva a las principales economías del mundo, donde Europa no arranca y Estados Unidos arrasa. 

Lograr la implementación del ‘Covid Passport’ o un símil que logre generar una reapertura de fronteras con mayor seguridad.

Oficializaciones de reformas tributarias que buena parte de los países implementarán para subsanar el impacto de la pandemia.

Mientras el tiempo pasa, dos fenómenos se vislumbran: la forma como se amplía la brecha entre países desarrollados y emergentes, desde las restricciones sanitarias y modelo de reactivación económica, hasta los precios de vivienda. Para el Foro Económico Mundial en este sentido el mundo se está ‘regresando’ veinte años. Una migración de empresarios y talentos latinos está ‘a la vuelta de la esquina’.

Y el efecto mental: una tensión emocional que algunos expertos definen como ‘Languidez’: una sensación de estancamiento y vacío, en la cual se percibe un pasar de los días sin expectativas, pasando a ser un participante ‘pasivo’ de la historia. Para algunos, es esta la emoción principal de 2021, para otros la ‘longevidad psicológica’ de la pandemia. 

Pareciera que la mejor forma de aproximarse a este momento se enfoca en ver la estrategia competitiva desde la visión local, y darle la oportunidad de maniobra a los que están ‘en el campo’ de acuerdo con la realidad del negocio versus la pandemia y sus ciclos de pico y vacunación. 

Y desde la realidad de cada persona, no es momento de planificar, sino de aguantar, con mucha eficiencia y conciencia a la hora de gastar.

Contacto:

*El autor es consultor global de negocios; enfocado en consumo masivo, estrategia competitiva, innovación, y prospectiva.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Titulación o credencialización
Por

La credencialización del conocimiento o Peer to peer learning consiste en generar propuestas educativas basadas en el de...